Nueva técnica contra células tumorales con menos efectos secundarios

Que la lucha contra el cáncer es una guerra con muchas batallas es de sobra sabido. Algunas de ellas se libran en el campo de la prevención, básicamente mejorando la calidad de vida de los potenciales enfermos. Otras, en cambio, se libran en laboratorios rodeados de equipos electrónicos en donde se atacan las células cancerosas con un arsenal tecnológico que, poco a poco, va desentrañando sus misterios. La protonterapia, enfocar haces de protones hacia las células tumorales, parece obtener mejores resultados que la radioterapia convencional porque permite focalizar mejor la energía en las células enfermas, facilitando su destrucción.

Grupo de Estudios del Transporte y Efectos de la Radiación

Miembros del grupo de Estudios del Transporte y Efectos de la Radiación (GETERUS) de la Universidad de Sevilla están llevando a cabo un estudio, en colaboración con la Universidad de Granada, el Hospital Universitario San Cecilio (Granada), el Hospital Universitario Virgen Macarena (Sevilla) y el Centro Nacional de Aceleradores (Sevilla), para evaluar los daños producidos en células tumorales cuando son irradiadas con un haz de protones.

Estos trabajos están orientados a mejorar el conocimiento de los efectos de un tipo de radioterapia más avanzado en el que se utilizan haces de protones (protonterapia). Este tipo de tratamiento tiene menos efectos secundarios y es más eficaz para determinados tipos de tumores que el convencional con electrones y fotones que actualmente se aplica en nuestro país.

Los protones depositan su energía de manera más localizada que los fotones, lo cual permite irradiar el volumen canceroso con una precisión mayor y minimizar la dosis absorbida por el tejido sano circundante. Esto hace que, entre otras patologías, esta terapia esté especialmente indicada en determinados tumores pediátricos, disminuyendo la probabilidad de posteriores alteraciones en el crecimiento y trastornos cognitivos. Sin embargo esta nueva modalidad requiere tanto una tecnología como una planificación y control de calidad más avanzados.

La catedrática del Departamento de Física Atómica, Molecular y Nuclear de la US, María Isabel Gallardo afirma que “En España y en Andalucía estamos preparados para disponer de un centro especializado de protonterapia. Nuestro grupo colabora estrechamente con el Dr. Dieter Schardt quien, con sus colegas del centro GSI (Darmstadt, Alemania) en colaboración con la Clinica Universitaria de Heidelberg, puso en marcha un centro de tratamiento de tumores con haces de núcleos de carbono (un paso más allá de la protonterapia); fue el primero de estas características en Europa y el tercero del mundo, tras Chiba (Japón) y Berkeley (California).”,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *