La Universidad de Duke reabre las excavaciones en los campamentos romanos de Renieblas (Soria)

Los ejércitos acampados en Renieblas participaron en la conquista de Numancia

JCYL/DICYT La Universidad de Duke, de Carolina del Norte (Estados Unidos), ha financiado una campaña de prospecciones geofísicas y excavaciones que se están realizando en los meses de junio y julio en los campamentos romanos del Cerro del Talayón, en Renieblas (Soria), fechados de forma amplia entre los siglos II y I antes de Cristo.

Excavaciones en los campamentos romanos de Renieblas (Soria)

Estos campamentos, unos de los más antiguos e importantes del Mediterráneo, estuvieron implicados en la asedio del asentamiento celtibérico de Numancia, que dio la llave a los ejércitos romanos para avanzar hacia el interior y conquistar una buena parte de la Península Ibérica a mediados del siglo II antes de Cristo. Las prospecciones geofísicas se desarrollaron en el mes de junio y la excavación comenzó el pasado día 6 y terminará el 31.

Los trabajos de investigación están dirigidos por tres arqueólogos: dos españoles, Alicia Jiménez y Jesús Bermejo, y un alemán, Martin Luik, con quienes el delegado territorial ha visitado el yacimiento. La profesora Jiménez imparte clases en la Universidad de Duke, Bermejo en la de York, en Canadá, y Luik, en Munich. Participan en el proyecto estudiantes de doctorado españoles y norteamericanos de la Universidad Complutense de Madrid, UNC Chapel Hill, Stanford University y Brown University.

El yacimiento de Renieblas es esencial para comprender las primeras fases de la conquista de la Península y para analizar cómo Roma creó un sistema en las provincias más antiguas para abastecer de comida, armas y moneda a los soldados desplazados por primera vez fuera de Italia. Sin embargo, y a pesar de los trabajos pioneros en los campamentos numantinos del filólogo alemán Adolf Schulten, a principios del siglo XX, las incertidumbres sobre Renieblas son muchas, empezando por la propia fecha de ocupación de los campamentos.

En ese momento no se excavaba utilizando técnicas modernas para estudiar el contexto arqueológico de las construcciones y los materiales arqueológicos, y la interpretación se basaba fundamentalmente en los datos aportados por las fuentes antiguas. El equipo de la Universidad de Duke tiene como objetivo estudiar la estratigrafía del yacimiento para aportar una cronología basada en datos arqueológicos, que permitan conocer el papel del ejército en la creación de las primeras provincias y el Imperio Romano.


Fuente: DICYT
Website: dicyt.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *