Tecnología Archive

Demuestran que el acolchado de paja reduce en un 78% el nivel de erosión en suelos de viñedo

Esta medida disminuye tanto la formación de escorrentía como las partículas de suelo que se desprenden por efecto de la lluvia con un coste económico muy bajo

Una investigación internacional, en la que han participado expertos de la Universidad de Sevilla, señala el acolchado de paja como una medida de conservación para suelos de viñedo capaz de reducir hasta cerca del 80% su nivel de erosión a unos costes bajos para el agricultor. Esta medida reduce rápidamente tanto la formación de escorrentía como la cantidad de partículas de suelo que se desprenden por efecto de la lluvia, reduciendo las tasas de erosión un 78% a un coste económico muy bajo.

Acolchado con paja

En el artículo científico The immediate effectiveness of barley straw mulch in reducing soil erodibility and surface runoff generation in Mediterranean vineyards publicado en la revista ‘Science of The Total Environment’, los expertos analizan el efecto de un acolchado de paja de cebada sobre la pérdida de agua y sedimentos en suelos de viñedo frente a episodios de lluvia intensa poco frecuentes, característicos del clima mediterráneo.

En la cuenca mediterránea se dan varias circunstancias que han favorecido la degradación del suelo. Por un lado, el propio clima mediterráneo, cálido y con precipitación relativamente baja y muy variable de un año a otro, lo que produce períodos de sequía más o menos intensos. Por otro, el uso agrícola del suelo durante los últimos dos mil años, que ha favorecido la pérdida de materia orgánica y nutrientes, así como otros procesos de degradación. La erosión en la región Mediterránea no es un proceso continuo sino que en ocasiones bastan una o dos lluvias intensas para generar tasas altas de erosión anuales.

“Las prácticas agrícolas tradicionales contribuyen a agravar esta situación, ya que eliminan la protección del suelo y favorecen la erosión. En situaciones de riesgo, la pérdida de la capa de suelo fértil puede tener fuertes impactos económicos y sociales. Por esta razón, es necesario investigar sobre el manejo agrícola de suelos en riesgo de erosión y encontrar tipos de manejo que favorezcan la protección del suelo a un coste razonable para el agricultor como es el acolchado de paja”, afirma el profesor de la Universidad de Sevilla y uno de los autores del estudio, Antonio Jordán.

Los investigadores han comparado la erosión producida en suelos sin protección con la de suelos bajo acolchado de paja de cebada y han calculado la tasa de aplicación teniendo en cuenta el coste económico de la compra, transporte y aplicación del material, que debe ser rentable para el agricultor.

Acolchado con paja 2

Para controlar la intensidad de lluvia, su duración e incluso el tamaño de las gotas, se ha utilizado un simulador de lluvia portátil diseñado por investigadores de la Universidad de Valencia. “El uso de simuladores de lluvia en la investigación sobre erosión es útil, porque permite controlar fácilmente todos los factores implicados. En este caso, simulamos tormentas intensas, relativamente frecuentes en la zona, que son las que originan la mayoría de los procesos erosivos más intensos en el área de estudio”, explica Antonio Jordán.

Para el estudio se realizaron 20 experimentos sobre suelo desnudo y otros tantos sobre suelo acolchado, y en cada caso se calcularon parámetros hidrológicos como el tiempo de encharcamiento, el tiempo de generación de flujo de agua superficial, las tasas de infiltración y formación de escorrentía, así como la pérdida de suelo producida.

De la Universidad al campo

La aplicación de acolchados de paja es muy sencilla y barata, y es útil para todo tipo de suelos cultivados. En general, es una práctica muy beneficiosa en varios sentidos. Trabajos anteriores señalan que el acolchado favorece tanto la fertilidad física como química del suelo, además, diversos investigadores han comprobado que también contribuye a reducir el riesgo de contaminación del suelo y los acuíferos. Es un sistema que se ha utilizado también con éxito en la recuperación de suelos afectados por incendios. “Sin embargo, es necesario conocer cuándo aplicarlo, dónde y en qué cantidad. Además de menos rentables, cantidades excesivas, mal utilizadas o materiales inadecuados pueden producir efectos no deseados”, añade el profesor de la Universidad de Sevilla.

Acolchado con paja 3

Este trabajo ha sido dirigido por Massimo Prosdocimi (Universidad de Padova, Italia) en colaboración con el Grupo de Investigación Med_soil Research Group de la Universidad de Sevilla, Paolo Tarolli (Universidad de Padova, Italia), Saskia Keesstra (Universidad de Wageningen, Holanda), Ágata Novara (Universidad de Palermo, Italia) y Artemi Cerdà (Universidad de Valencia).

Referencia bibliográfica: The immediate effectiveness of barley straw mulch in reducing soil erodibility and surface runoff generation in Mediterranean vineyards. Massimo Prosdocimia, Antonio Jordán, Paolo Tarolli, Saskia Keesstra, Agata Novara, Artemi Cerdà. Publicado en Science of The Total Environment Volume 547, 15 March 2016, Pages 323–330. doi:10.1016/j.scitotenv.2015.12.076

Nuevo paso en el reemplazo del petróleo con bioetanol

Investigadores han comprobado que el grafeno y el grafito proporcionan mejores resultados que el sílice convencional

UNED/DICYT El agotamiento de las reservas de petróleo ha provocado la necesidad de encontrar otras fuentes para obtener los compuestos químicos necesarios para la industria. En ese sentido, la biomasa es una fuente renovable que se podría utilizar con ese propósito. El bioetanol, obtenido de la fermentación de los cultivos de cereales y azúcares, es uno de los principales productos provenientes de esta biomasa. Se considera que será uno de los compuestos más importantes en el futuro, dado que posibilitará la obtención de otros muchos productos actualmente provenientes del petróleo. El primer paso para la obtención de dichos productos consiste en la deshidrogenación del bioetanol, el cual se lleva a cabo utilizando un catalizador de cobre. Hasta hace poco se utilizaba un material de cromo como soporte de dicho catalizador, para evitar su desactivación a las temperaturas de deshidrogenación del bioetanol. Sin embargo, en algunos países se prohibió su uso por motivos medioambientales.

BioetanolInvestigadores del Grupo de Diseño y Aplicación de Catalizadores Heterogéneos (UNED-CSIC) han demostrado ahora la utilidad de ciertos materiales de carbono en la deshidrogenación del bioetanol. Los materiales de soporte de carbono utilizados, tanto el grafeno funcionalizado (con sustancias añadidas) como el grafito, proporcionan mejores resultados que el material de sílice convencional. Los detalles se publican en la revista Carbon.

Según Mariví Morales, coautora de este trabajo, “esta investigación se enmarca en la búsqueda de una química más sostenible, pero el principal motivo para ello es que estamos utilizando un recurso renovable para obtener productos químicos, la mayoría de los cuales son actualmente derivados del petróleo, un recurso no renovable”.

Los materiales de carbono utilizados, grafeno y grafito, “son interesantes como soportes de catalizadores de cobre para dicha aplicación, gracias a sus propiedades de estabilidad físico-química, carácter inerte, elevada superficie específica y accesible e hidrofobicidad”, afirma la investigadora. Debido a ese carácter hidrofóbico, “los catalizadores de Cu soportados en ellos mantienen su actividad, selectividad y estabilidad, cuando el agua acompaña al etanol (bioetanol), a diferencia de lo que ocurre con un catalizador de cobre soportado en una sílice convencional”.

Los resultados obtenidos en este trabajo podrán ser aplicados en la resolución de otros problemas. Por ejemplo, Morales ha indicado que en otro trabajo han utilizado “este tipo de materiales en la reacción de reducción del contaminante nitrofenol a aminofenol, compuesto con aplicaciones en la industria farmacéutica”.

Referencia bibliográfica 
M.V. Morales, E. Asedegbega-Nieto, B. Bachiller-Baeza, A. Guerrero-Ruiz. Bioethanol dehydrogenation over copper supported on functionalized graphene materials and a high surface area graphite. Carbon, 102 (2016) 426-436.

 


Fuente: DICYT
Website: dicyt.com


Las Leyes de la Robótica

Comentario de Miguel Ángel Quintanilla, catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia en la Universidad de Salamanca, para Onda Cero Salamanca

DICYT Un robot es una máquina que puede realizar, de forma automática o programable, cierto tipo de tareas que se pueden considerar típicamente humanas. Hay muchas clases de robots. Los más difundidos hasta hace poco eran los robots industriales que vemos en las cadenas de montaje de las fábricas. Y los más populares son los robots con forma humanoide (los androides) que imitan actividades humanas variadas, como el ASIMO de la empresa Honda. Pero también podemos considerar robots a toda una pléyade de maquinas para realizar tareas domésticas, que hoy inundan nuestros hogares: la batidora multifunción programable, el horno inteligente, el frigorífico conectado a la red, los dispositivos domóticos de control de la luz y temperatura de la casa, la aspiradora autónoma, el cortacesped, el limpiafondos de la piscina, la lavadora etc.

Miguel Ángel QuintanillaIsaac Asimov fue un afamado autor de relatos de ciencia ficción, muchos de ellos dedicados a imaginar un mundo poblado de robots. Muchos de esos artefactos que ya están incorporados a nuestra vida cotidiana, fueron imaginados por él hace más de cincuenta años. Y mucho antes de que se extendiera el síndrome de Frankenstin (el miedo a que nuestras creaturas tecnológicas se rebelen contra nosotros, sus creadores), Asimov había formulado ya las tres célebres leyes de la robótica cuya finalidad es impedir que eso suceda. La primera ley establece que ningún robot puede hacer daño o permitir que se haga daño a un ser humano. La segunda ley afirma que un robot siempre debe cumplir las órdenes de un ser humano, salvo si eso va en contra de la primera ley. Y la tercera ley afirma que cualquier robot debe conservar su propia integridad, salvo que eso vaya en contra de la primera o la segunda ley.

Asimov fue un visionario no solo porque fue capaz de imaginar cómo podría evolucionar la tecnología sino también qué había que hacer para evitar que la tecnología, la robótica en este caso, pudiera producir efectos nocivos para la humanidad.

La cuestión es : ¿ahora que la robótica se está instalando definitivamente en nuestra vida cotidiana ¿ qué podemos decir de las leyes de la robótica de Asimov? ¿Se están cumpliendo también?

Bueno, supongo que nadie que diseñe o pretenda vender un robot lo va a hacer advirtiendo que su aparato no va a cumplir las leyes de Asimov. Lo que ocurre es que cumplir con estas leyes no es suficiente para garantizar que los robot no imponen su dominio sobre la humanidad. Por eso se ha acuñado una cuarta ley de la robótica que en realidad se conoce como la Ley Cero: Un robot no debe nunca actuar en perjuicio de la humanidad.

Esta nueva ley tiene una trascendencia mayor de lo que parece. Por ejemplo, implica que no se deberían diseñar ni vender robots que limiten la libertad de los individuos humanos, porque eso va en contra de la humanidad en general, aunque no haga daño a ningún individuo en particular. Y la verdad es que esta Ley Cero se viola continuamente: cada vez que introducimos trampas en la robótica para hacer a los humanos más dependientes de las máquinas en vez de potenciar su dominio sobre ellas, estamos violando la ley cero que dice que un robot no puede perjudicar a la humanidad.


Fuente: DICYT
Website: dicyt.com


Samsung lanza una segunda versión GearFit

Ya está a punto de comercializarse la nueva pulsera para la actividad física de Samsung. Tras el éxito de GearFit llega GearFit 2, un wearables concebido para aquéllos que dedican parte de su tiempo libre al deporte. Las novedades son muchas. A simple vista destaca su pantalla AMOLED en forma curva con una resolución que alcanza los 436×216 píxeles para dar cabida en un mismo espacio a toda la información de nuestros ejercicios, que se miden con mucha más precisión al tener integrados un GPS y un pulsímetro.

GearFit 2

Su función estrella es la de Auto Activity, que detecta automáticamente cuando has iniciado una actividad sin necesidad de que el usuario lo indique. Se trata de un wearables recomendado para quienes quieran recopilar y comparar sus resultados. Muy útil para los que practican varias actividades a la vez como los triatletas porque es capaz de diferenciar entre distintas disciplinas y porque tiene resistencia al agua durante 30 minutos y un metro de profundidad. Sirve tanto a los deportistas amateurs como profesionales para preparar pruebas varias como podrían ser los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que es el evento deportivo con mayor variedad de apuestas y con los mejores atletas. Con respecto a su antecesor, gana en uso porque cuenta con una autonomía de cuatro días gracias a su batería de 200 mAh.

Música integrada

Además, ya no será necesario conectar GearFit a dispositivos externos para escuchar música. Incluye un reproductor independiente que permite en una tirada larga o en una corta que al runner le acompañe su grupo favorito, una motivación más para mejorar y rendir al máximo. Y es que no es lo mismo escuchar el ruido de un coche que una melodía de Creedence Clearwater Revival a cada zancada.

Internamente, GearFit 2 está muy mejorado con respecto a su antecesor. Ahora cuenta con un procesador de doble núcleo a 1GHz, 512MB de RAM y 4GB, es decir, que reúne unas características cercanas a las de un smart watch que se puede encontrar a día de hoy en el mercado como el Kingwear KW18. Está previsto que salga al final de semana a la venta tanto en Corea del Sur como en Estados Unidos por un precio estimado de 179 dólares, lo que vienen siendo 158 euros.

Pero ésta no es la única novedad de wearables deportivos de Samsung. También va a lanzar los GearIconX. Son unos auriculares sin cables capaces de motorizar la información sobre la actividad física. Cuenta con hasta tres tamaños distintos de wingtips y tapones y se activan nada más colocarse en la oreja. Disponen de Bluetooth y de la posibilidad de almacenar hasta 1.000 canciones en MP3. Llegará, eso sí, más tarde al mercado que GearFit 2 porque no se espera su comercialización hasta el tercer trimestre de 2016.

Un concentrado de madera de poda de viña como conservante natural del vino tinto

El aditivo se caracteriza por su capacidad antioxidante y antimicrobiana y también por sus posibles efectos negativos sobre la salud

F. Descubre/DICYT Investigadores del área de ‘Tecnología, Postcosecha e Industria Agroalimentaria’ del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) Centro Rancho de la Merced, de Jerez de la Frontera (Cádiz), y Centro Alameda del Obispo (Córdoba) han comprobado las propiedades de un extracto de madera de poda de la viña para utilizarlo como conservante natural del vino. El estudio supone un primer paso para utilizar este concentrado como alternativa al anhídrido sulfuroso, el aditivo químico usado de forma habitual en el proceso de vinificación y que, según los expertos, se caracteriza por su capacidad antioxidante y antimicrobiana. Sin embargo, estudios recientes apuntan algunos riesgos para la salud.

Análisis de vino en laboratorio

El dióxido de azufre o anhídrido sulfuroso es, señalan los investigadores, el conservante más utilizado en la industria vinícola debido a sus propiedades. Por un lado, antioxidantes, que reducen los efectos negativos del oxígeno en el proceso de vinificación. Por otro, antisépticas, destinadas a evitar el desarrollo de algunos microorganismos, como levaduras o bacterias, que afectan a la calidad del vino. Según los investigadores, estudios recientes han asociado la utilización del sulfuroso como conservante alimentario con algunos riesgos para la salud.

Los expertos señalan que el consumo de sulfitos, unos compuestos químicos derivados del sulfuroso, pueden generar reacciones alérgicas en algunos consumidores. “Los individuos sensibles a estas sustancias experimentan una variedad de síntomas, como dermatitis, urticaria, dolor abdominal, diarrea o anafilaxia, una reacción alérgica generalizada, cuando ingieren más de 10 miligramos. Por esta razón, los vinos con concentración de sulfuroso superior a esta cantidad, deben indicarlo en la etiqueta de la botella. Por eso también, hay un interés, por parte de la comunidad científica, en encontrar una alternativa al sulfuroso, en un intento por reducir su concentración en el vino que, aunque controlada, es bastante alta”, explica a la Fundación Descubre la investigadora principal de este proyecto, Emma Cantos-Villar, del IFAPA Rancho de la Merced.

Beneficios para la salud

La opción propuesta por los expertos es el vineatrol, un extracto rico en estilbenos elaborado a partir de madera de poda de viña. “Los estilbenos son compuestos que se encuentran en la uva de forma natural pero en concentraciones muy bajas así como en otras fuentes vegetales como las hojas, la raíz o el tronco. El extracto utilizado en este estudio es una patente de la empresa francesa Actichem, en la ciudad de Mountalban, que lo comercializa”, indica la investigadora.

Según la experta, los estilbenos se caracterizan por su potente capacidad antioxidante y por su actividad antimicrobiana. Estas propiedades, indica Cantos-Villar, ya han sido descritas en estudios anteriores pero aún no han sido probadas en vino. “El compuesto que sustituya al sulfuroso debe cumplir las mismas funciones que éste. Y no debería modificar ni la composición química del vino ni sus propiedades organolépticas como el olor o el sabor. La ventaja de este extracto es que está compuesto mayoritariamente por sustancias que se encuentran de forma natural en el vino. Por lo tanto, no se añade nada extraño o ajeno”, afirma.

Además, los estilbenos también son compuestos bioactivos, es decir, beneficiosos para la salud. “Hay trabajos que demuestran sus propiedades anticancerígenas y otras relacionadas con la prevención de enfermedades cardiovasculares o del sistema nervioso y, por tanto, las propiedades saludables del vino se potencian”, continúa la experta.

Un concentrado más puro

Para realizar el estudio sobre vino tinto, que se recoge en el artículo ‘Grapevine-shoot stilbene extract as a preservative in red wine’, publicado en la revista Food Chemistry, los investigadores utilizaron un extracto de madera de poda de vid purificado. “Al proceder de la madera, el concentrado incluye componentes como la celulosa o la lignina que es necesario eliminar. En esta línea se basan los futuros estudios: en generar un producto más puro, con mayor concentración de compuestos bioactivos”, añade Cantos-Villar.

Los investigadores comprobaron la eficacia como conservante del vineatrol, en la variedad de uva Syrah en dos sistemas de vinificación diferentes, el tradicional y el llamado Ganimede. Éste se diferencia del primero por presentar una concentración de oxígeno más limitada durante el proceso de fermentación alcohólica del tinto. “El objetivo era determinar si el extracto funcionaba en condiciones diferentes. Y demostramos que el proceso de vinificación no influye en la actividad del vineatrol”, comenta la autora de este proyecto, financiado por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

Efectos en el vino

De cada uno de los vinos obtenidos –tradicional, con sulfuroso y con extracto, y Ganimede con sulfuroso y con extracto-, los investigadores analizaron distintos parámetros como el grado de alcohol o la acidez. También se estudiaron los compuestos volátiles, por ejemplo, alcoholes, ácidos grasos o ésteres, así como análisis sensoriales. “Los resultados del vineatrol son muy buenos, ya que no alteran casi ninguno de los parámetros analizados, mejorando incluso algunos de ellos”, aclara.

En este sentido, Cantos-Villar señala que el extracto modifica la astringencia o aspereza en boca y algunos matices aromáticos en nariz. “Esto no es negativo pero buscamos un vino con las mismas características que proporciona el sulfuroso. Creemos que un concentrado más puro y usado en menor cantidad minimizará esos efectos distintivos”, continúa.

La mejora del extracto centra el próximo proyecto de los investigadores, orientado a optimizar el uso del vineatrol. “Hay que determinar la dosis correcta, combinarlo con otros antioxidantes naturales, hacer distintas pruebas y comprobar su no toxicidad antes de que pueda comercializarse. También queremos hacer estudios en otros alimentos para estudiar si se reproducen los mismos efectos de conservación”, concluye la experta.


Fuente: DICYT
Website: dicyt.com


Ardiente como el sol

Los ingenieros dedicados a la construcción de partes de una nueva central eléctrica destinada a generar energía verde con fusión nuclear están empleando sus conocimientos especializados de construcción de cohetes como el europeo Ariane 5 para crear estructuras extrafuertes capaces de soportar condiciones similares a las del Sol.

Una técnica para la construcción de componentes de lanzadores y satélites ha resultado ser la mejor manera de construir anillos para apoyar las bobinas magnéticas en el interior de las máquinas.

El ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor), cuyo nombre significa “el camino” en latín, es el mayor experimento a nivel mundial de fusión nuclear en generación de electricidad y está construyéndose en Francia.

La empresa española CASA Espacio está desarrollando los anillos empleando un método que han perfeccionado durante décadas dedicadas a construir elementos para los cohetes Ariane 5, Vega y Soyuz, así como para los satélites y la Estación Espacial Internacional.

“Las fuerzas dentro de ITER presentan cambios similares a los del espacio”, explica José Guillamón, director comercial y de estrategia.

“No podemos utilizar materiales tradicionales como el metal, que se expanden o contraen con la temperatura y son conductores de la electricidad, por lo que tenemos que diseñar un material compuesto especial que sea duradero y ligero, no conductor y no cambie de forma en ningún momento”.

En su centro de excelencia en España, que cuenta con una trayectoria sólida de diseño de compuestos para aplicaciones espaciales, CASA Espacio se ha situado a la vanguardia del desarrollo de una técnica que permita incrustar fibras de carbono en resina para crear un material fuerte y ligero.

El compuesto es ideal para las partes del cohete dado que mantiene la forma y ofrece la sólida longevidad necesaria para sobrevivir a lanzamientos extremos y al entorno hostil del espacio durante más de 15 años.

Ahora, el equipo está utilizando una técnica similar para construir las mayores estructuras compuestas que se han intentado hasta el momento para un entorno criogénico.  Los anillos de compresión de ITER, con 5 m de diámetros y una sección transversal de 30 x 30 cm, mantendrán a los imanes gigantes en su lugar.

Aprovechar la energía estelar

La fusión nuclear proporciona energía al Sol y a las estrellas a través de átomos de hidrógeno que colisionan para generar helio mientras desprenden energía.  Durante mucho tiempo, hemos soñado con aprovechar este intenso proceso para generar un suministro inagotable de electricidad sostenible a partir del agua del mar y la corteza terrestre.

Gracias a una colaboración mundial de investigación entre China, la Unión Europea, Japón, Corea del Sur, Rusia y EE. UU., se está creando ahora el primer prototipo de esta clase en ITER. Esperamos que la construcción finalice antes de 2019, para poder de empezar las primeras pruebas a partir de 2020.  No obstante, no se espera un sucesor comercial para generar electricidad hasta el 2050.

ITER, que ha sido diseñado para generar 500 MW y emplear solo una décima parte de ello para funcionar, pretende demostrar una fusión continuamente controlada y, por primera vez en una investigación de la fusión, producir más energía de la que necesita para funcionar.

Un kilogramo de combustible inherentemente seguro sin ningún tipo de contaminación atmosférica ni desecho radioactivo duradero podría producir la misma cantidad de energía que 10 000 toneladas de combustible fósil.

El núcleo de ITER es una cámara magnética con forma de rosquilla de 23 m de diámetro.  Funcionará calentando por encima de los 150.000.000º C los gases con carga eléctrica.


Fuente: ESA
Website: esa.int


La reducción del riego aumenta el sabor y los antioxidantes de algunas variedades de arándanos

La disminución de agua no afecta de forma negativa al fruto y potencia aspectos como el nivel de azúcares, la firmeza o el contenido de compuestos saludables

F. Descubre/DICYT Investigadores de las áreas de Producción Ecológica y Recursos Naturales (centro IFAPA de Las Torres-Tomejil, Sevilla) y Tecnología, Postcosecha e Industria Agroalimentaria (centro IFAPA Alameda del Obispo, Córdoba) han demostrado en determinadas variedades de arándanos que la reducción del agua de riego no afecta a la calidad del producto sino que, en alguno casos, la mejora. En concreto, el déficit hídrico estudiado influye en el aumento de la firmeza del fruto y en el contenido total de azúcares y de compuestos beneficiosos para la salud, como los antioxidantes. El ahorro en el consumo de agua también implica la reducción del impacto medioambiental al disminuir la cantidad de fertilizantes que, según los expertos, pueden contaminar los acuíferos de la zona de cultivo.

arándanos

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron tres tipos de variedades de arándanos que se cultivan en Huelva. En cuanto a la necesidad de agua del cultivo, ésta se redujo un 20 por ciento con un doble objetivo: comprobar los efectos del ahorro de agua en el fruto y disminuir la cantidad de agua y fertilizantes para minimizar filtraciones a los acuíferos.

En primer lugar, los científicos determinaron que el déficit hídrico no afecta de forma negativa a la calidad de los distintos tipos de arándanos sino que, en algunos de ellos, se produce una mejora. “Con la disminución de agua, estamos sometiendo a la planta a una situación de estrés. Por eso, conseguir una producción con una calidad igual a la que se obtiene en condiciones hídricas normales ya es un éxito. Si, además, mejoramos algunos parámetros en determinadas variedades, mejor”, comenta a la Fundación Descubre el investigador dedicado al análisis de calidad, José Manuel Moreno Rojas, de IFAPA.

Beneficios para la salud y el sabor

Otra de las conclusiones del estudio, que se recogen en el artículo ‘Influence of genotype, cultivation system and irrigation regime on antioxidant capacity and selected phenolics of blueberries (Vaccinium corymbosum L.)’, publicado en la revista Food Chemistry, es que la disminución del aporte de riego aumenta el contenido en polifenoles, unos compuestos químicos presentes en los vegetales que tienen gran capacidad antioxidante. “Una situación de estrés hídrico, como es la disminución de agua, provoca una reacción de defensa en la planta que genera mayor cantidad de antioxidantes. Éstos contrarrestan los efectos de los radicales libres, sustancias químicas que produce el cuerpo, relacionadas con el envejecimiento celular o la aparición de algunas enfermedades como el cáncer. Muchos estudios demuestran que una dieta rica en polifenoles rebaja la incidencia de estos procesos y, en general, mejora la calidad de vida”, apunta el investigador.

De igual forma, la escasez de agua influye en el incremento de sólidos solubles totales o azúcares de las variedades analizadas. “Este factor, balanceado o equilibrado con la acidez, mejora el sabor del producto. A veces nos quejamos de que las fresas o los arándanos son insípidos. Los azúcares lo evitan. Por tanto, el consumidor se va a encontrar con un fruto de mayor calidad sensorial”, comenta el experto.

Junto al incremento de sólidos solubles, el menor aporte de riego también afectó al nivel de acidez de algunos tipos de arándanos. “La disminución de agua implica una modificación de la acidez. Éste hecho, no por sí solo sino combinado con la concentración de azúcares, tiene que ser tenido en cuenta para observar los efectos sensoriales que provoca sobre el producto final”, explica el investigador colaborador de este proyecto, dirigido por José Luis Muriel Fernández y financiado por con la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía.

Los expertos también destacan el aumento de la firmeza del producto, es decir, su dureza externa. “Un fruto con mayor consistencia implica una vida postcosecha más larga. Ésta se puede prolongar en torno a 10 o 15 días, en condiciones óptimas de consumo. Esto implica una mayor competitividad del producto de cara a la exportación y por tanto, un mejor rendimiento económico para la empresa que los produce”, indica Moreno Rojas.

Conciencia medioambiental

Las consecuencias en el medio ambiente del menor aporte de agua están determinadas por las características de la tierra donde se cultivan estos frutos.
Según los científicos, prácticamente la totalidad de la producción española de arándanos se produce en la provincia onubense, en plantaciones cercanas al Parque Natural de Doñana, y en suelos arenosos que no retienen el agua sino que ésta pasa de forma rápida a capas más profundas. “El problema de los cultivos en Huelva es el fertirriego, es decir, riegas y fertilizas al mismo tiempo. En este tipo de suelos, las sustancias no absorbidas por la planta se filtran y van a los acuíferos. Por eso es tan importante optimizar el riego: no sólo reduces agua, también fertilizantes. Haces que el cultivo tenga mayor conciencia medioambiental”, matiza el experto.

El estudio de la calidad de los alimentos, incluyendo la relación entre antioxidantes y salud, centra la investigación realizada por el grupo de Moreno Rojas. Así, los expertos han estudiado la influencia del método de cultivo, ecológico y convencional, en la calidad y la cantidad de antioxidantes en frutas como la ciruela. Por otro lado, en el ámbito de la salud, tratan de comprobar el impacto de estos compuestos sobre la proliferación de células cancerígenas.

Referencia bibliográfica

Cardeñosa V, Girones-Vilaplana A, Muriel JL, Moreno DA, Moreno-Rojas JM. ‘Influence of genotype, cultivation system and irrigation regime on antioxidant capacity and selected phenolics of blueberries (Vaccinium corymbosum L.)’. Food Chemistry (2016). 202: 276-83. http://dx.doi.rog/10.1016/j.foodchem.2016.01.118

Fuente: DICYT
Website: dicyt.com


Los coches autónomos podrían aumentar el consumo energético

El desarrollo de coches autónomos se ha acelerado desde la entrada de Google en la competición por ser los primeros en desarrolla un modelo seguro y funcional. En esta carrera, uno de los motivos aducidos para la investigación es la promesa de una mayor eficiencia energética.

Sin embargo, una nueva investigación de las universidades de Leeds y Washington y del Oak Ridge National Laboratory, publicada el pasado mes de febrero, viene a desmontar ese argumento en base a que esa misma tecnología va a provocar un cambio en nuestra relación con los coches.

El estudio hace un análisis de la tecnología de los vehículos autónomos en combinación con los datos actualmente disponibles sobre uso de coches y camiones, carnets de conducir, matrículas, seguros de autos y costes de uso de vehículos para hacer una estimación de cómo evolucionará la demanda de energía en función del nivel de automatización que se instaure en las carreteras estadounidenses de aquí al año 2.050.

Coche autónomo

Se identificaron y evaluaron varios aspectos en los que la implantación de los vehículos autónomos sería beneficioso:

  • estilo de conducción más eficiente (0/20% de reducción en el uso de energía)
  • mejora del fluir del tráfico y disminución de los atascos debido a la coordinación entre vehículos (0/4% de mejora)
  • agrupación de vehículos en convoy para reducir el gasto aerodinámico (4/25% de reducción)
  • reducción del peso de los vehículos al eliminar estructuras innecesarias de seguridad (5/23% de ahorro)
  • menor interés de los conductores en coches de grandes prestaciones que no pueden utilizar (4/23%)

Sin embargo, el estudio ha encontrado factores que aumentarían el uso de los vehículos particulares si no fuese necesario conducirlos:

  • los autobuses interurbanos desaparecerían ya que cualquiera puede viajar de una ciudad a otra sin conducir y llegar descansado en su propio automóvil (10/20% de aumento del consumo energético)
  • los viajeros que ahora usan transporte público porque les es muy difícil conducir, se convertirían en usuarios habituales de sus vehículos particulares (2/20% de aumento)
  • la mayor seguridad se traduciría en un aumento de la velocidad media (7/22% de aumento)
  • los vehículos tendrían que ser más pesados y estar más equipados para el ocio durante el viaje (0/22% de mayor consumo energético)

Está por ver si todo esto afectaría al uso compartido de los coches o si los usuarios tenderían a tener varios vehículos según el tipo de viaje que fuesen a usar o se acomodaría a uno solo.

Por ahora, vistos los datos que se manejan, no hay datos  que permitan asegurar que la introducción de la conducción autónoma vaya a implicar un ahorro inmediato de energía por lo que, a corto plazo, parece más efectivo incidir en medidas de eficiencia energética de efecto inmediato como la reducción de la velocidad o el control automatizado del tráfico que invertir dinero para que las vías públicas se adapten a los vehículos autónomos.

Estudio en que se basa este artículo:
Wadud, Z, Mackenzie, D and Leiby, P. Help or hindrance? The travel, energy and carbon impact of highly automated vehicles. Transportation Research Part A: Policy and Practice, 2015

Tecnología para analizar el comportamiento de los clientes en las tiendas

Permite hacer un mapa de cómo compramos en el supermercado gracias a un chip integrado en los carros y cestas

UC3M/DICYT Proximus, una start-up del Vivero de Empresas del Parque Científico de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), ha desarrollado una tecnología que permite hacer un mapa de cómo compramos en el supermercado gracias a un chip integrado en los carros y cestas de la compra.

Este nuevo sistema puede determinar, por ejemplo, si el cliente presta atención a las promociones, cuál es la ruta que sigue dentro de la tienda o en qué productos se detiene. “En nuestra primera prueba nos dimos cuenta de que en un supermercado los clientes no pasaban por un pasillo determinado porque la comida para mascotas estaba situada demasiado cerca de la leche. Cuando cambiamos la comida para mascotas por muffins, la gente volvió a pasar por ese pasillo y, además, se disparó la venta cruzada de los productos de desayuno”, explica Jorge Bueno, CEO de Proximus.

Sensor de movimiento

Los sensores que se instalan en los carros y cestas de la compra emiten una señal de onda corta a través de bluetooth a un conjunto de receptores colocados en el techo que mandan la información a la nube. Esto permite conocer la posición y el tiempo de permanencia de cada cliente, con lo que se puede saber en tiempo real en qué sección de la tienda hay mayor cantidad de gente o cómo de rápido están cobrando las cajas, por ejemplo. Toda la información que genera el sistema se almacena en una página web en la que se pueden encontrar mapas de flujo, para analizar los movimientos del carro dentro de la tienda, o mapas de calor, con información específica sobre el tráfico en cada una las secciones de la tienda. “Se analizan más de treinta parámetros sobre el comportamiento de los clientes”, indica Jorge Bueno.

La herramienta utiliza técnicas del campo de la robótica, área científica de donde proceden varios de sus creadores, para analizar la posición y comportamiento de los usuarios dentro de los comercios y grandes superficies. Gracias a un algoritmo propio de posicionamiento en interiores y a su motor de Big Data, Proximus permite determinar métricas para mejorar las campañas de marketing actuales. “Nos centramos en proveer nueva información a estas cadenas para que mejoren sus decisiones estratégicas en su día a día dentro de la tienda, físicamente. Es como un Google Analytics para el espacio físico”, explica Bueno.

Además, Proximus posee un sistema de notificaciones que alerta cuando detecta eventos imprevistos. “Mientras que las analíticas están pensadas para que el jefe de tienda pueda ver cómo es el estado de su supermercado, las notificaciones permiten mantener el control de los espacios sin tener que estar todo el rato frente a la herramienta, dado que la alarma se activa cuando se detecta alguna anomalía específica”, explican en la compañía.

Planes de futuro

El sistema ya ha sido probado con Carrefour y Proximus trabaja con algunas de las cadenas minoristas más importantes de Europa. Además, acaban de firmar un acuerdo en Singapur con Unilever para hacer un seguimiento de la marca en los supermercados.

Después de ser la primera start-up española en pasar por la prestigiosa aceleradora Techstars, el año pasado consiguió 300.000 euros de financiación para ampliar su plan de negocio. Dentro de esta política de crecimiento, el año que viene planean abrir una oficina en EEUU.

Proximus inició su andadura en el Vivero de Empresas del Parque Científico a raíz de su participación en el Concurso de Ideas UC3M para la creación de empresas innovadoras y de base tecnológica. Allí recibieron ayuda para el desarrollo de sus planes de negocio y tuvieron la oportunidad de acceder a los servicios de asesoramiento que facilita el Parque con el objetivo de convertir iniciativas emprendedoras, basadas en innovación y tecnología UC3M, en empresas viables y que aporten valor al desarrollo económico de su entorno.


Fuente: DICYT
Website: dicyt.com


Hacia la obtención de cereales tolerantes a la sequía

La investigadora del CSIC Ana Caño-Delgado (CSIC)

La investigadora del CSIC Ana Caño-Delgado (CSIC)

Emplear las herramientas que ofrece la biotecnología para mejorar la resistencia de las plantas a la sequía. Este es el principal objetivo de un proyecto de científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que ha obtenido una ayuda del Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas en inglés) en su última convocatoria Consolidator Grants. La investigadora del CSIC Ana Caño-Delgado, que coordina esta iniciativa titulada Improving Drought Resistance in Crops and Arabidopsis, recibirá una financiación de dos millones de euros durante un periodo de cinco años.

Los investigadores emplearán la señal de un tipo de esteroides vegetales en las raíces de la planta modelo Arabidopsis para investigar el mecanismo de la resistencia al estrés que produce la sequía. Ya han descubierto que plantas modificadas genéticamente son resistentes a la escasez de agua, lo que abre la posibilidad de profundizar en los mecanismos que confieren tolerancia a este estrés.

“El objetivo final es la obtención de cereales tolerantes a la sequía”, indica Caño-Delgado, que trabaja en el Centro de Investigación en Agrigenómica (un consorcio público formado por el CSIC, el IRTA, la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad de Barcelona). Para esta investigadora del CSIC, las plantas “pueden aportar no solo soluciones biotecnológicas a problemas sociales como el hambre, sino que además ofrecen un sistema modelo excelente para el estudio de procesos del desarrollo a nivel fundamental”.

Durante los próximos cinco años, su grupo afrontará el reto de implementar el conocimiento molecular y proporcionar a la agricultura moderna cultivos mejor adaptados al cambio climático.

Las Consolidator Grants están destinadas a investigadores con entre siete y 12 años de experiencia desde la consecución del doctorado con el objetivo de consolidar su grupo de investigación mediante un proyecto de alto riesgo e impacto.


Fuente: Consejo Superior de Investigaciones Científicas
Website: csic.es