Biología

Bacterias estratosféricas, una inesperada fuente de electricidad


(NCYT) El bacilo estratosférico, bautizado con el nombre científico de Bacillus stratosphericus, es un microbio presente normalmente en altas concentraciones en la estratosfera, y ahora se ha convertido es un componente clave para un nuevo biofilm diseñado por un equipo de científicos de la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido.

El equipo de Grant Burgess puso a prueba la capacidad de generación eléctrica de cada una de 75 especies diferentes de bacterias que fueron aisladas y cultivadas. Para probar esa capacidad, los investigadores usaron una Célula Microbiana de Combustible (MFC por sus siglas en inglés).

Es la primera vez que se han estudiado y seleccionado microbios individuales de esta manera.

Bacterias estratosféricas
Bacterias estratosféricas, una inesperada fuente de electricidad. (Foto: Newcastle U.)
En la investigación se ha conseguido identificar diversas bacterias capaces de generar electricidad. Además del Bacillus stratosphericus, otro de los microbios "eléctricos"' utilizado fue el Bacillus altitudinis, también un morador habitual de las alturas.

Seleccionando las mejores especies de bacterias, Burgess y sus colaboradores pudieron crear un biofilm artificial, duplicando el rendimiento de la celda o célula microbiana de combustible de 105 vatios por metro cúbico a 200 vatios por metro cúbico.

Aunque todavía es relativamente poco, ese rendimiento eléctrico bastaría para energizar una lámpara eléctrica, y constituiría una fuente de electricidad muy necesaria en aquellas partes del mundo que no disponen de suministro eléctrico, o que tienen muchas dificultades para dar un suministro estable de electricidad.

El uso de microbios para generar electricidad no es un concepto nuevo y se ha usado en el tratamiento de aguas residuales. Lo que hace pionera a esta nueva investigación es el uso de bacterias estratosféricas.

Las células microbianas de combustible operan de manera similar a una batería convencional, y usan bacterias para generar electricidad directamente a partir de compuestos orgánicos, mediante un proceso conocido como oxidación biocatalítica.

Un biofilm, describible por su aspecto como una fina capa de limo, cubre los electrodos de carbono de la célula microbiana de combustible, y cuando las bacterias se alimentan, producen electrones que pasan hacia los electrodos y generan electricidad.





Más artículos
Ferroelectricidad en la aorta
Bacterias de los glaciares polares
Evolución de los virus
Genes de la conducta femenina y masculina
Activación de células madre
Nuevas especies en Perú
Cánticos de las ballenas
Peces antárticos
Detección de adenovirus
Ataques de insectos a vegetales
Protección ante la radiación ultravioleta
Bacterias estratosféricas
Estomas de los vegetales
Detectar bacterias vivas
Aparición de la fotosíntesis
Celulosa para biocombustibles
Visión polarizada
Grupos sanguíneos raros
Bacteria de evolución rápida
Guerra de avispas, áfidos, bacterias y virus