Color de las hojas en otoño 
 

Portada     Noticias científicas     Científicos     Foros     Humor científico    
Astronomía | Biología | Ecología | Física | Geología | Matemáticas | Medicina | Química | | | Agricultura | Electrónica | Informática | Ingeniería | | | Antropologia | Arquitectura | Paleo y Arqueología
Biología

Hojas otoñales amarillentas o bien rojizas dependiendo de la geografía



¡Comparte esto con tus contactos!

(NC&T) El verde de las hojas de un árbol proviene de la gran proporción de clorofila en las hojas.

El cambio de color a rojo o amarillo cuando se acerca el otoño no es el resultado de la muerte de las hojas, sino de una serie de procesos, que difieren para el caso del rojo y el del amarillo, en las hojas otoñales.

Cuando la clorofila verde de las hojas disminuye, los pigmentos amarillos que ya existen en ellas se vuelven predominantes y dan esa tonalidad a las hojas.

Las hojas otoñales rojas son el resultado de un proceso diferente: Conforme disminuye la clorofila, se va produciendo un pigmento rojo que antes no estaba presente, la antocianina, y que tiene una finalidad protectora para el vegetal.

Estos hallazgos han conducido en los últimos tiempos a una gran cantidad de investigaciones tratando de explicar por qué los árboles emplean recursos para crear pigmentos rojos cuando están a punto de perder sus hojas.

Las explicaciones que se han ofrecido varían, sin consenso hasta el momento.

Según la teoría de Lev-Yadun y Holopainen, hasta hace 35 millones de años, grandes zonas del planeta estaban cubiertas de selvas o bosques de hoja perenne compuestos de árboles tropicales. Durante esta fase se sucedieron varias edades de hielo y períodos de sequía, y muchos árboles evolucionaron para convertirse en especies de hoja caduca. Muchos de estos árboles también iniciaron un proceso de evolución a fin de producir hojas rojas caducas para alejar a los insectos.

Tanto en América del Norte, como en Asia Oriental, las cadenas montañosas de norte a sur permitieron la migración de animales y vegetales hacia el sur o el norte con el avance y el retroceso del hielo, siguiendo por tanto las fluctuaciones climáticas. Por supuesto, junto con los vegetales emigraron también sus insectos "enemigos". Así, la guerra por la supervivencia continuó ininterrumpidamente.

En Europa, en cambio, las montañas (los Alpes y ramificaciones laterales) están orientadas de este a oeste, por lo que no se crearon áreas protegidas. Muchas especies de árboles que no sobrevivieron al frío extremo desaparecieron, y con ellas los insectos que dependían de estos árboles para sobrevivir.

Después de varias glaciaciones, la mayoría de las especies de árboles que habían sobrevivido en Europa no tuvieron la necesidad de hacer frente a muchos de los insectos de sus luchas de antaño, pues se habían extinguido, y por lo tanto ya no tenían que emplear recursos en la producción de hojas de color rojo para defenderse de ellos.





Hay un comentario
dayana – bogota
03/06/12 - 18:36
Tema: felicidadees

felicidades esta muy interesante la letura

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Separación de especies
Diversidad de especies
Espermatozoides humanos
Genoma de los mamíferos
Células asesinas
Origen de la malaria
Vuelo de aves a gran altura
Camuflaje de las serpientes
Andar de murciélago
Hongo parásito
Genoma de una persona
Resistencia de los dientes
Cultivar microalgas
Sistema inmunitario de los primates
Color de las hojas en otoño
Escarabajo enjoyado
Animales de sangre fria
Decisiones de las hormigas
Movimiento de los orangutanes
Mariposas monarca

Novedades

Publicidad


Mauricio Luque Hola.

Me llamo Mauricio Luque y soy el responsable de que este sitio web funcione.
Si tienes alguna queja o quieres hacer alguna propuesta o sugerencia, ponte en contacto conmigo a través de la página "Contactar" de este sitio web o a través de mi perfil en Facebook haciendo click aquí.

Gracias, por lo pronto, por visitar estas páginas.