Biología

Cómo las células asesinas naturales deciden si matar o no


(NC&T) Entender cómo funciona este aspecto de las defensas naturales del cuerpo podría ayudar a los investigadores del ámbito médico a desarrollar nuevos métodos de reforzar estas defensas para combatir a ciertas enfermedades.

Las células asesinas naturales (NK por sus siglas en inglés), conocidas también como células citolíticas naturales, y que constituyen una clase de glóbulos blancos, son un componente principal del sistema inmunitario innato del cuerpo humano. Más de mil células NK se encuentran en cada gota de sangre. Representan una primera línea de defensa rápida contra tumores, virus e infecciones bacterianas. Ejercen su actividad adhiriéndose y matando a las células corporales que son cancerosas o están infectadas por virus o un agente patógeno bacteriano.

En su viaje por el cuerpo, las células NK se adhieren también a las células sanas, pero se separan pronto de ellas, dejándolas ilesas. Anteriormente, no se conocía bien el proceso por el cual las células NK deciden si matar o no.

Ahora, un equipo de investigadores del Imperial College de Londres ha usado técnicas de captación de imágenes por microscopía de alta velocidad para observar en plena acción el proceso por el cual la célula NK toma su decisión.

El proceso que conduce a la elección entre matar o no matar viene determinado por cómo los receptores sobre la superficie de la célula NK interactúan con proteínas en la superficie de la célula capturada. Cada célula NK tiene dos tipos de receptores de superficie: los activadores, que ponen en marcha el mecanismo aniquilador, y los inhibidores, que lo detienen. Durante el proceso de evaluación, la célula NK continuamente lee las señales de activación y las de desactivación producidas mediante su contacto con la célula atrapada.

Si la célula capturada está infectada o es cancerígena, predomina la señal de "encendido", y la célula NK mantiene apresada a su prisionera hasta matarla.

Inversamente, si la célula capturada está sana, predominan las señales inhibidoras, por lo que la célula NK libera rápidamente a la célula inocente y sigue patrullando en busca de nuevas células sospechosas.

En el estudio han intervenido Dan Davis y Fiona Culley del Imperial College de Londres.





Hay un comentario
ana – italia
05/06/13 - 14:28
Tema: celulas

hl

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Separación de especies
Diversidad de especies
Espermatozoides humanos
Genoma de los mamíferos
Células asesinas
Origen de la malaria
Vuelo de aves a gran altura
Camuflaje de las serpientes
Andar de murciélago
Hongo parásito
Genoma de una persona
Resistencia de los dientes
Cultivar microalgas
Sistema inmunitario de los primates
Color de las hojas en otoño
Escarabajo enjoyado
Animales de sangre fria
Decisiones de las hormigas
Movimiento de los orangutanes
Mariposas monarca