Biología

Bacterias y hongos capaces de crecer en la tundra ártica helada


(NC&T) En los últimos años, los científicos han descubierto bacterias y otros organismos microscópicos viables en algunos de los ambientes fríos más extremos de la Tierra. En algunos casos, han sido capaces de aislar algunos de estos microorganismos y cultivarlos bajo condiciones de laboratorio.

Se sabe que los microorganismos que viven en entornos permanentemente congelados pueden haber dispuesto de miles de años para adaptarse a esas condiciones, pero ¿qué sucede con los microorganismos que viven en lugares que están congelados sólo durante parte del año, como los suelos de la tundra ártica? ¿Son estos microorganismos capaces de llevar a cabo el mantenimiento celular o de crecer bajo las condiciones de congelación?

Debido a que los microorganismos de la tundra disfrutan de un clima relativamente cálido en el verano, ¿también pueden estar adaptados a crecer en las condiciones de congelación durante el invierno, o se "apagan" temporalmente y esperan a que el terreno se descongele en primavera?

Esas son las cuestiones que abordaron en el estudio la investigadora Shawna McMahon (del Laboratorio de Ecología de los Recursos Naturales dependiente de la Universidad Estatal de Colorado) y su equipo.

Los investigadores fueron capaces de demostrar concluyentemente, por primera vez, que tanto ciertas bacterias como algunos hongos no sólo sobreviven al invierno ártico, sino que además durante el mismo crecen activamente en los suelos congelados de la tundra ártica.

Las implicaciones de este descubrimiento atañen no sólo a la biología terrestre sino también a diversas posibilidades de la marciana.

Tal como señala Matt Wallenstein, coautor del estudio y científico del citado laboratorio, la evidencia de agua congelada en Marte ha alimentado las especulaciones sobre el posible desarrollo de vida en él y otros planetas.

Marte ha estado congelado durante más de mil millones de años, lo que podría constituir un serio impedimento para la vida. Sin embargo, a la luz del nuevo hallazgo de que hay bacterias y hongos capaces de crecer activamente por debajo de la temperatura de congelación, ya no es imposible que, si, como muchos científicos sospechan, la vida se desarrolló en Marte, existan en él formas vivas comparables a bacterias y hongos, capaces de sobrevivir a pesar de la congelación del terreno.

Más allá del potencial de vida en Marte, este descubrimiento puede ayudar a los científicos a comprender mejor los efectos del cambio climático mundial sobre los terrenos árticos. Algunos expertos temen que el calentamiento del planeta pueda derretir el permafrost e incrementar la longitud del verano en el Ártico. Veranos más largos, a su vez, podrían resultar en la descomposición de materiales que albergan carbono y que están presentes en los suelos actualmente congelados, lo que incrementaría la liberación de dióxido de carbono hacia la atmósfera.

Los resultados de este estudio sugieren que ese escenario con veranos árticos más largos podría no ser el único aspecto preocupante del cambio climático. La existencia de inviernos más suaves también puede desempeñar un papel relevante en el aporte de más dióxido de carbono a la atmósfera.

Para este estudio, McMahon y Wallenstein trabajaron con Josh Schimel, de la Universidad de California en Santa Bárbara.





Hay un comentario
janeth yazmin
23/01/11 - 21:26
Tema:

las imagenes estan padres

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Origen de los cilios celulares
Migración de los tiburones peregrinos
Genoma de la vaca
Visión de los gecos
Insectos polinizadores
Sistema inmunitario de las mujeres
MicroARN
Hallazgos sobre la viruela
Necesidad de proteínas
Mimivirus
Ojos de monos
Funciones en genes fundamentales
Reestructuración del ADN
Diferencias genéticas entre ratones y humanos
Muelles de resilina
Dragón de Komodo
Ovulos vegetales
Arqueas
Bacterias y hongos
Diferencias genéticas entre humanos