Biología

Mucha actividad metabólica quizá no implica vivir menos


(NC&T) La teoría según la cual los animales que viven metabólicamente más rápido mueren antes, fue propuesta por primera vez en la década de 1920. La premisa es simple: el envejecimiento es una consecuencia inevitable del gasto de energía. Cuanto más deprisa gaste usted sus energías, más rápidamente envejecerá, y más pronto morirá. Desde su planteamiento, fue aceptada como una teoría válida sobre el envejecimiento, y esta aceptación se ha mantenido hasta hace muy poco tiempo, cuando comparaciones entre grandes grupos de animales han empezado a sembrar dudas sobre su validez. Por ejemplo, las aves tienen metabolismos significativamente más rápidos que los mamíferos de similar tamaño, y sin embargo, las aves viven mucho más tiempo.

El estudio de Vaanholt fue diseñado para comprobar la teoría entre individuos de la misma especie (entre ratones, en este caso).

Para su experimento, Vaanholt y su equipo observaron a dos grupos de ratones a lo largo de toda su vida. El ambiente en el que vivía uno de los grupos se mantuvo a 22 grados Celsius, y el otro a 10 grados Celsius. El grupo que tenía que vivir a temperaturas más bajas tenía que gastar más energía para mantener su temperatura corporal, y según la teoría sobre el acortamiento de la vida por un metabolismo más activo, deberían morir antes que los del grupo que vivía a temperaturas más cálidas.

Pero eso no fue lo que ocurrió.

A pesar de haber aumentado en un 48 por ciento el gasto diario de energía a lo largo de su vida como adultos, los ratones en el clima frío vivieron en promedio tanto tiempo como los ratones del clima cálido. Estos resultados son los que los autores del estudio esgrimen para respaldar las dudas existentes sobre la validez de esa teoría.

Los resultados de este estudio concuerdan con los de un experimento que Vaanholt realizó con anterioridad. En ese experimento se manipuló el metabolismo de los ratones a través del ejercicio, no de la temperatura. Los ratones que gastaron más energía a lo largo de su vida a través del ejercicio tuvieron la misma longevidad que los ratones que no fueron sometidos a ese régimen físico.




Más artículos
Reproducción bacteriana
Aprendizaje de las ballenas
Formación de dientes en una fila
Dueño agresivo, perro agresivo
Teoría de juegos
Hormigas del desierto
Microbios de la saliva humana
Colonias de volvox
Efectos de los traumas infantiles
Cerebro global virtual
Forma de almacenar grasa
Reaparición de un gen extinto
Actividad metabólica
Forma tridimensional del ADN
Moscas de la fruta y viento
Bacteria respira metales tóxicos
Evolución en carnívoros
Endogamia en la dinastía de los Habsburgo
Clave del olor de una flor
Hipopótamos, ballenas y cerdos