Biología

La comunicación acústica de los murciélagos es la más rica existente en mamíferos después de la humana

(NC&T) En lugares como la zona central de Texas, miles de murciélagos vuelan cada noche sobre las cabezas de testigos humanos, entonando canciones hechas con sílabas complejas, pero a frecuencias demasiado altas como para que las podamos escuchar.

El investigador Michael Smotherman, de la citada universidad, está tratando de comprender cómo el murciélago Tadarida brasiliensis organiza las sílabas en "canciones" y cómo se relaciona su comunicación con el cerebro. Si los científicos logran identificar esas áreas precisas en el cerebro del murciélago, eso podría ayudar a comprender mejor cómo un cerebro humano normal genera y orquesta complejas secuencias de comunicación. Y disponiendo de un conocimiento más profundo sobre tales mecanismos, los especialistas podrían entonces confeccionar hipótesis comprobables acerca de lo que ocurre en los trastornos del habla.

Los investigadores en el laboratorio de Smotherman están estudiando dos aspectos de la comunicación entre los murciélagos. En estudios de comportamiento, examinan diferencias sexuales y variaciones estacionales en la comunicación, y en estudios fisiológicos tratan de localizar las partes del cerebro de los murciélagos que están más activas durante los episodios de comunicación.

Los murciélagos Tadarida brasiliensis cantan fundamentalmente en frecuencias ultrasónicas, que están por encima de la capacidad auditiva de los seres humanos. Los humanos a veces percibimos pequeños fragmentos del canto de estos mamíferos, pero sólo cuando estas sílabas caen en frecuencias lo bastante graves como para resultarnos audibles.

Los murciélagos pueden comunicarse a tan altas frecuencias gracias a su habilidad de ecolocalización (su capacidad de proyectar un sonido y emplear el eco para determinar la dirección y distancia hacia esos objetos). A medida que la frecuencia de los murciélagos es más alta, mejoran la resolución (obtienen una "imagen" más detallada) de su entorno.

Estos murciélagos emplean entre 15 y 20 sílabas para crear llamadas. Cada macho tiene su canto de cortejo exclusivo. El patrón de cada canto de cortejo es similar al de los otros, pero cada murciélago macho emplea una sílaba diferente en su distintivo canto. Estos murciélagos también emplean una comunicación vocal sofisticada para trazar sus límites territoriales, definir su estatus social, repeler a los intrusos, instruir a su descendencia y reconocerse unos a otros.

"Ningún otro mamífero, aparte de los seres humanos, es capaz de emplear tales secuencias vocales complejas para comunicarse", subraya Smotherman.

El sonido de los cantos de los murciélagos es similar al canto de los pájaros. Los científicos comprenden desde hace años la relación existente entre el canto de las aves y su cerebro, pero la arquitectura del cerebro de las aves es muy diferente de la del cerebro de los mamíferos, por lo que se hace difícil el extrapolar los conocimientos sobre comunicación entre las aves al habla humana.

Los cerebros de todos los mamíferos están organizados básicamente de la misma manera, así que el cerebro de los murciélagos tiene muchas estructuras en común con el de los humanos. Esto hace más fácil deducir aspectos del habla humana a partir del estudio de la comunicación entre los murciélagos. El primer objetivo de los investigadores es localizar la parte del cerebro de estos murciélagos responsable del canto.


Más artículos
Interespecie de roedor
Los cilios de las células
Células madre humanas
Herbicida protege césped
Los elefantes, capaces de reconocer
Comunicación acústica de los murciélagos
La evolución en su nivel más básico
División celular bacteriana
Evolución en el nanomundo
Fluorescencia criatura marina
Nervio biónico
Reconstrucción araña fósil
Cualidades antimicrobianas de arcillas
Validez del creacionismo
Visión de los peces
Lesión cerebral
Célula retinal en primates
Células madre alga marina
Capacidad vírica especies distintas
Añadir conjuntos de genes a vegetales