Biología

Nueva fuente de células madre


(NC&T) "Nuestra esperanza es que estas células proveerán un recurso valioso para la reparación de tejidos y para trabajar también sobre los órganos del cuerpo", declara Anthony Atala, investigador y director del Instituto para Medicina Regenerativa en la Universidad Wake Forest.

Desde hace décadas, se sabe que tanto la placenta como el líquido amniótico contienen muchos tipos de células progenitoras provenientes del embrión en desarrollo, incluyendo células adiposas, óseas y musculares. Los autores del nuevo estudio se propusieron responder la pregunta: ¿Sería posible capturar, dentro de esta población celular, a verdaderas células madre? La respuesta es que sí.

Atala y sus colegas de la Universidad Wake Forest, y de la Escuela de Medicina de Harvard, descubrieron un pequeño número de células madre en el fluido amniótico, estimado en un 1 por ciento del total de células. Esas células madre pueden dar origen a muchos de los tipos de células especializadas encontrados en el cuerpo humano. Los científicos creen que estas células madre recién descubiertas, a las que han llamado células AFS, podrían representar un estado intermedio entre las células madre embrionarias y las células madre adultas, porque tienen marcadores que encajan con ambos tipos celulares.

Una ventaja de las células AFS para aplicaciones médicas potenciales es su pronta disponibilidad. En los experimentos, fueron cosechadas de fluido amniótico de reserva obtenido por amniocentesis, un procedimiento para examinar células de este fluido para el diagnóstico prenatal de algunos trastornos genéticos. Células madre similares fueron aisladas de la placenta y de otras membranas expelidas después del alumbramiento.

Atala cree que un banco con 100.000 muestras podría teóricamente suministrar al 99 por ciento de la población estadounidense materiales de genética perfectamente compatible para transplantes. Hay más de 4 millones de nacimientos anuales en Estados Unidos.

Además de ser fácilmente obtenibles, las células AFS pueden ser cultivadas en grandes cantidades porque suelen duplicarse cada 36 horas. Además, no requieren de la orientación de otras células y no producen tumores, lo que puede ocurrir con algunos otros tipos de células madre.

En su alto grado de flexibilidad y potencial de crecimiento, las células AFS son similares a las células madre humanas embrionarias, las cuales se cree son capaces de generar cualquier tipo de célula adulta.

La gama completa de células que las AFS pueden generar debe ser aún determinada. Por lo pronto, los investigadores han tenido éxito en producir todos los tipos de células que hasta ahora han intentado.

El potencial de generar un amplio abanico de tipos de células maduras es la razón por la cual los científicos creen que las células madre son prometedoras para reemplazar células y tejidos dañados en afecciones como lesiones de médula espinal, diabetes, enfermedad de Alzheimer e infarto.


Más artículos
Pez en la Antártida
Aves con cerebro grande
Procesos fisiológicos de las plantas
Ardillas rojas
Afecciones musculares
Proteínas desdobladas
Microbios y nitrógeno
Bacterias del aire
Evolución del vuelo
Regeneración de tejidos
Estimulación cerebral
Odontología: Celulas madre
Detallada la anatomia molecular del virus de la gripe
Iguanas Islas Galápagos
Células madre
Células madre en la placenta
Biología cuántica
Rafflesia arnoldii
Tamaño en mamiferos terrestres
Olfato en los peces