Plantas parásitas 
 

Portada     Noticias científicas     Científicos     Foros     Humor científico    
Astronomía | Biología | Ecología | Física | Geología | Matemáticas | Medicina | Química | | | Agricultura | Electrónica | Informática | Ingeniería | | | Antropologia | Arquitectura | Paleo y Arqueología
Biología

Plantas parásitas que olfatean a sus víctimas



¡Comparte esto con tus contactos!

(NC&T) Los autores de la investigación, expertos en ecología química de la Universidad Estatal de Pensilvania, se centraron en la Cuscuta pentagona, una planta que infesta una amplia variedad de cultivos que incluyen tomates, zanahorias, cebollas, cítricos, arándanos y alfalfa. La Cuscuta pentagona crece en muchas partes del mundo y es una plaga difícil de eliminar porque los productos químicos que matan al parásito a menudo también causan la muerte de la planta parasitada.

Los investigadores abordaron diversos experimentos para determinar cómo los retoños de Cuscuta pentagona recién nacidos encuentran a una víctima. El tiempo que estos parásitos pueden vivir sin nutrirse de una víctima está determinado por la cantidad de alimento guardado en la semilla, pero sólo pueden crecer unos diez centímetros antes de que se mueran. Estas plantas carecen de raíz, apenas poseen hojas y las flores son muy diminutas.

Primero, los investigadores pusieron plántulas de Cuscuta pentagona en un frasco con agua ubicado en el centro de un disco de papel de filtro. Se puso cerca del borde del disco una planta de tomate, y se le permitió a la C. pentagona crecer e intentar localizar a su víctima. La planta busca presas potenciales creciendo y moviéndose en un patrón circular. En el pasado, muchos asumieron que la búsqueda era simplemente al azar, y que la localización de un organismo receptor era un hecho fortuito, sin mayor complejidad. Sin embargo, los investigadores constataron que después de cuatro días, cuando la planta estaba creciendo en el papel de filtro, la dirección hacia la que crecía el retoño era demasiado "afortunada".

Los investigadores verificaron que el 80 por ciento de las Cuscuta pentagona crecieron hacia el lado del papel de filtro más próximo a la tomatera, y muchas crecieron directamente hacia esta hortaliza. El análisis estadístico arrojó fuertes evidencias del crecimiento direccional de la Cuscuta, pero no indicó la causa de la direccionalidad.

Plantas parásitas
Plántula de Cuscuta pentagona alcanza a su presa. (Foto: Justin Runyon (De Moraes & Mescher Labs), Consuelo De Moraes & Mark Mescher, Penn State)
Los investigadores desafiaron entonces a las plántulas de Cuscuta pentagona con tomateras artificiales, recipientes de tierra húmeda, y frascos de agua coloreada de verde o rojo. Ninguno de estos objetos provocó crecimiento direccional.

Entonces, reduciendo las posibles señales percibidas por el vegetal parásito, probaron la respuesta a tomateras ligeramente separadas de las plántulas de Cuscuta pentagona, fuera de su vista por así decirlo, dentro de un armazón que bloqueaba todas las posibles señales visuales. Los investigadores observaron una respuesta de crecimiento hacia las tomateras similar a la constatada en su primer experimento.

Por último, para establecer firmemente que los compuestos volátiles de la víctima estaban causando esta respuesta, los investigadores usaron la misma estructura para examinar la respuesta del parásito a la esencia volátil extraída del tomate, usando como control una muestra de disolvente, en la dirección opuesta a la esencia de tomate. Observaron una marcada respuesta de crecimiento hacia la esencia de tomate.

Esto demostró que los compuestos volátiles de la víctima despiertan una respuesta de crecimiento en el parásito, en ausencia de cualquier otro indicio de su existencia.



Todavía no hay comentarios

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Gusano marino
Paramecios
Seda de las tarántulas
Adhesión de las lapas
Regulación genética
Ambiente para los insectos
Plantas parásitas
Insectos gigantes
Sexo de la abeja
Magnetismo bacteriano
Gen de melanopsina
Agentes patógenos en alimentos
Luciferasa en el corazón
Propano en el mar
División celular
Los pandas perciben colores
Devorador de metano
Orientación de las hormigas
Bacterias subterráneas
La fotosíntesis

Novedades

Publicidad


Mauricio Luque Hola.

Me llamo Mauricio Luque y soy el responsable de que este sitio web funcione.
Si tienes alguna queja o quieres hacer alguna propuesta o sugerencia, ponte en contacto conmigo a través de la página "Contactar" de este sitio web o a través de mi perfil en Facebook haciendo click aquí.

Gracias, por lo pronto, por visitar estas páginas.