Biología

Los hongos cultivados por las hormigas no dependen de éstas para reproducirse


(NC&T) Ésta es la conclusión a la que han llegado en su estudio unos biólogos de la Universidad de Texas en Austin.

Las hormigas cultivadoras de hongos dependen de sus huertos de hongos para alimentarse, y se ha creído ampliamente que éstos también desarrollaron dependencia de las hormigas para su propagación y reproducción. Cuando las hormigas reina jóvenes se marchan para establecer nuevas colonias, se llevan consigo un brote de hongos con el que poner en marcha su propio huerto.

Diferentes géneros de hormigas resultan estar cultivando esencialmente los mismos hongos a lo largo de vastas áreas geográficas.

Ulrich Mueller, profesor de biología integradora, y Alexander Mikheyev han encontrado ahora que los hongos se reproducen sexualmente y se dispersan sin la ayuda de sus hormigas granjeras.

Reproducción de hongos
Una hormiga reina en su jardín de hongos. (Foto: Alexander Mikheyev y Barrett Klein)
El descubrimiento de los científicos ofrece una nueva perspectiva sobre los procesos coevolutivos. La coevolución, como la que se da entre las abejas y las flores que polinizan, ocurre cuando dos o más especies se influyen una a otra en la evolución con el paso del tiempo. Mikheyev afirma que dos especies no necesariamente requieren tener una relación muy específica e igualitaria de uno a uno para coevolucionar.

"Esto muestra que la coevolución puede seguir su curso sin la especificidad en el nivel de las especies," explica Mikheyev. "Se consideraba que las interacciones mutualistas, así como las de parasitación, son muy específicas y en relación uno a uno. Estamos empezando a darnos cuenta que esto no es necesario para la estabilidad coevolutiva a largo plazo".

Anteriormente, se pensaba que los hongos eran actores pasivos, trasladados siempre por las hormigas. Los investigadores muestran que el poder de dispersión de los hongos va probablemente más allá del control de las hormigas.

Las observaciones de hongos reproduciéndose sexualmente (generando una seta) en el interior de un nido de hormigas son extremadamente raras. Así que los científicos, en colaboración con el Dr. Patrick Abbot de la Universidad Vanderbilt, leyeron las marcas de la reproducción sexual en los genes de los hongos. Estudiaron hongos cultivados por hormigas cortadoras de hojas, unas granjeras de hongos muy conocidas, que transportan trozos a sus hormigueros para utilizarlas como un medio de crecimiento para sus hongos.

El análisis genético reveló que los hongos todavía están utilizando la maquinaria celular necesaria para la reproducción sexual, maquinaria que se habría perdido o alterado si los hongos se hubiesen vuelto completamente dependientes de la reproducción asexual, clónica, a través de sus hormigas granjeras.


Más artículos
Anticongelante en peces antárticos
Araña tejedora
Formación de células tumorales
Microcanales eléctricos
Espionaje sonoro
Tejidos humanos artificiales
Sustitutos genéticos fertilizantes nitrogenados
Hormona crecimiento plantas
Historia de los piratas
Reproducción de hongos
Comunicación celular
E. Coli contra infecciones
Modelo 3d
Bacterias producen electricidad
Etanol y biodiésel
El noroeste de norteamérica debería poseer más especies de árboles
Pez cebra
Redes de fibras
Infertilidad masculina
Capacidades de bacterias