Biología

"Freno" de células T perdido durante la evolucion humana

(NC&T) Las células T son importantes orquestadoras del sistema inmunológico.

Los investigadores, de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, anuncian que, a diferencia de las células T de chimpancés, bonobos y gorilas (los "grandes simios" que son nuestros parientes evolutivos más cercanos), las células T humanas no expresan ciertas moléculas "Siglec". Las "siglec" son proteínas inmuno-represoras que se ligan a los ácidos siálicos, azúcares complejos encontrados en el exterior de las células. Las moléculas Siglec parecen regular la activación de la célula T en chimpancés al restringir las señales de su receptor, que normalmente provoca la respuesta de células T en el sistema inmunológico.

"Las Siglecs son como los "frenos" que tienden a inactivar la estimulación de la célula inmune", explica Ajit Varki, Profesor de Biología Molecular y Celular. "Durante la evolución humana, parecen haberse desconectado estos frenos en nuestras células T, haciéndolas hiperactivas".

Las células T humanas responden mucho más enérgicamente que las células del chimpancé, una diferencia que se explicaría por la ausencia de Siglecs.

Todavía no hay explicación para esta pérdida evolutiva de Siglecs, específica de los humanos. Los investigadores creen que es debida a una presión selectiva por un microbio que una vez forzó a nuestros antepasados a requerir un alto nivel de activación de la célula T. Otra posibilidad es que este fenotipo fuera secundariamente adquirido, durante el ajuste a la pérdida, específica de los humanos, del ácido siálico Neu5Gc hace unos tres millones años, y que el fenotipo lo portáramos desde entonces.

El estudio advierte sobre la capacidad estimulatoria y potencialmente destructiva de la ausencia de las Siglec en células T humanas.

Esto puede explicar algunas diferencias importantes en la susceptibilidad a ciertas enfermedades entre los humanos y los grandes monos. Un ejemplo es la falta de progresión frente al SIDA en el grueso de la población de chimpancés infectados con el virus HIV. También podría ser el motivo de la rareza de daños hepáticos mediados por células T, como la hepatitis activa crónica, cirrosis y cáncer, después de la infección por hepatitis B o C en chimpancés. Además, muchas otras enfermedades comunes humanas mediadas por células T, como el asma bronquial, la artritis reumatoide y la diabetes tipo 1, hasta ahora no han sido registradas en chimpancés y otros grandes simios.


Más artículos
Extinciones prehistóricas
Navegación paralela
Células T
Comportamiento lagartijas
Torsión ADN
Gen propagación cáncer
Tráqueas insectos
Marcadores del envejecimiento
Organismos cambio climático global
Proteína supresión tumoral
Evolución vegetal
Evolución vegetal
Baterías eléctricas virus
Proteína producida por un virus
Desplazamiento microbios
Proteína longevidad y cáncer
Formación de órganos
Calidad genética del esperma
Lamprea
Rata de las piedras