Biología

Antiguos canales revelan las bases de una arcaica civilización andina


El descubrimiento ha sido hecho por el antropólogo de la Universidad de Vanderbilt, Tom Dillehay, y sus colegas, que incluyen expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, y del Ithaca College.

Los antropólogos descubrieron los canales en la parte media superior del Valle de Zaña, en Perú, aproximadamente a 60 kilómetros al este de la costa del Pacífico. Los resultados preliminares indican que uno de los canales tiene más de 6.700 años de antigüedad, mientras que la edad de otro se ha confirmado en más 5.400 años. Son los canales de este tipo más antiguos descubiertos hasta ahora en América del Sur.

Perú es uno de los pocos lugares en el planeta donde hubo un desarrollo independiente de civilización. Una de las señales del inicio de la civilización y la sociedad compleja es la agricultura intensiva, dónde no sólo se trabaja con cosechas sino también con tecnología de irrigación. Ese elemento, la tecnología de irrigación, siempre estaba ausente en los hallazgos arqueológicos conectados al pasado remoto de la civilización andina. Los investigadores la encontraron buscando más arriba sobre el valle, lejos de las llanuras costeras, y excavando profundamente.

Los antropólogos habían supuesto que los canales que ayudaron a sustentar a la antigua civilización andina habían quedado más cerca de la superficie, y que por ese motivo habían sido destruidos con el paso del tiempo por la actividad humana y la naturaleza. Dillehay y su equipo encontraron que los canales no habían sido destruidos sino enterrados por sedimentos. El equipo hizo su descubrimiento inicial del sistema de canales en 1989, y ha estado trabajando desde entonces para lograr una visión más amplia de los canales y de la civilización a la que estos sirvieron.

Civilización andina
Zona del valle de Zaña, en Perú, donde se han encontrado rastros de los canales. ((Foto: Tom Dillehay))
Los resultados indican que los pobladores estaban construyéndolos y creando humedales artificiales (esencialmente parcelas de siembra) en los Andes hace más de 5.400 años. Aquel fue un momento importante para esa civilización, porque se estableció una interdependencia entre las cosechas y la gente, que permitió a las personas empezar a establecerse en el lugar, y que animó a grupos más grandes a hacer lo mismo.

Este tipo de agricultura también creó el tiempo libre, permitiendo a las personas hacer cosas tales como artesanías e involucrarse en la vida pública. Los cambios sociales de este tipo son los que podemos ver en una civilización después de que empieza a cultivar alimentos y domesticar animales.


Más artículos
Mecanismo defensa plantas
Eslabón perdido dallasaurio
Aprendizaje social en insectos
Enfermedades mitocondriales
Genealogía reptiles escamosos
Apareamiento peces imperfectos
Similitud genes humanos animales
Bacterias campo magnético Tierra
Clonación de árboles embriogénesis somática
Sexo bacterias
Pico tucán Amazonas
Civilización andina
Taxonomía nuevas especies
Ballena unicornio
Genoma bacteriano secuenciado salinas antiguas
Supervivencia riego coníferas
Movimientos enjambre plaga langostas
Genoma microbio biocombustible
Divergencia humanos chimpancés
Genes bacterias metabolismo