Biología

Hidratos de metano y Triángulo de las Bermudas

(NC&T) El logro es fruto de la labor de especialistas de la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido.

Los científicos e ingenieros de Cardiff investigan bacterias de los sedimentos profundos que, a pesar de las altas presiones (más de 1.000 atmósferas), temperaturas ascendentes (desde 2 grados C hasta más de 100 grados C), gran profundidad (varios kilómetros) y el tiempo (muchos millones de años), pueden contener la mayoría de las bacterias de la Tierra.

Parte de estas bacterias producen metano, que forma "hidratos de gas", un "hielo" superconcentrado de metano que contiene más carbono que los combustibles fósiles convencionales, y que, en resumen, es una fuente enorme de energía en potencia. Sin embargo, sabemos muy poco de estos hidratos de gas, porque se derriten durante su recuperación, debido a la caída de presión.

El profesor R. John Parkes, de la Escuela de Ciencias de la Tierra, Oceánicas y Planetarias de la Universidad de Cardiff, encabeza una parte de un proyecto importante de la Unión Europea, llamado HYACINTH, que desarrolla sistemas para recuperar los hidratos de gas y bacterias bajo grandes presiones. Parkes ha pedido ayuda al Centro de Ingeniería en Manufactura de la citada universidad para crear un sistema que habilite a su equipo para cultivar, aislar y estudiar estas bacterias en el laboratorio.

"Los estudios de ADN de sedimentos profundos muestran diversas poblaciones de bacterias, incluyendo nuevos tipos, pero no hemos sido capaces de cultivarlas, debido posiblemente a que no hemos podido mantenerlas a las altas presiones que necesitan para sobrevivir", ha declarado Parkes.

Triángulo Bermudas
Diagrama del sistema diseñado en Cardiff para cultivar bacterias a alta presión. (Foto: Penn State University)
Usando aleaciones de titanio y acero inoxidable, y ventanas de zafiro, los expertos de Cardiff han construido un sistema, único en el mundo, de aislamiento, así como una cámara de cortado que habilita a los científicos para tomar muestras precisas de sedimento y cultivar bacterias a presiones tan altas como 1.000 atmósferas. Una parte especial del sistema fue producida por la Universidad Tecnológica de Berlín.

Esta investigación, además de estudiar a los que quizá sean los organismos que moran a mayor profundidad en la Tierra, puede aportar un mejor conocimiento del comportamiento de estos hidratos de gas, lo que podría ayudar a esclarecer el misterio del Triángulo de las Bermudas.

Una teoría sugiere que cuando la capa de "hielo" de metano que existe en gran parte del lecho marino del Triángulo de las Bermudas se vuelve inestable, causa perturbaciones en el océano, y una mezcla explosiva de aire y gas. Cualquier embarcación o avión que viaje por el área puede hundirse o incendiarse.

Parkes confía en que estas singulares y arcaicas bacterias de los sedimentos profundos pueden ser la clave para lograr una provechosa fuente de energía sostenible en el futuro.


Más artículos
Vuelo serpientes
Genes leche materna
Arroz estrés hídrico
Monos brazo robótico
Diccionario nativos americanos
Auxina
Pájaros visión nocturna
ADN oso cavernícola
Bacterias anticontaminantes electricidad
Genoma drosophila buzzatii
Combustible plantas
Hongos plantas nitrógeno
Células cerebrales in vitro
Comportamiento sexual
Crecimiento arterias células
Sentidos monos
Orígen biodiversidad sudamericana
Cultivo maiz mejillón
Abejas Yucatán
Triángulo Bermudas