Biología

Inminente desaparición de la apicultura de abejas sin aguijón en Yucatán


(NC&T) Ahora, científicos del Colegio de la Frontera Sur en Quintana Roo, México, y el Smithsonian Tropical Research Institute (STRI), advierten de la inminente extinción en Yucatán de la apicultura de la abeja sin aguijón, resultado del cambio cultural en curso y la pérdida de hábitat.

En los años ochenta, los investigadores estimaron en sus inspecciones iniciales a apicultores trabajando con abejas nativas, que éstas integraban más de mil colmenas activas. En 1990, los investigadores sólo encontraron cerca de 400 colmenas. Y en 2004, sólo 90. A este paso, cabe esperar que el arte de la apicultura de la abeja sin aguijón desaparezca de Yucatán para el 2008.

Durante miles de años, los mayas fueron expertos criadores de abejas, y la miel era un recurso forestal esencial, como edulcorante, como antibiótico y como un ingrediente de la versión maya del aguamiel. Los mayas trabajaban con grandes abejas que producían una notable variedad de mieles. Su favorita, y una de las especies más productivas, ha sido la Melipona beecheii, o "Xunan kab", que literalmente significa "dama real".

De las más o menos 500 especies de abejas sin aguijón en la región, la Melipona beecheii es única por el hecho de que fue rutinariamente propagada. Los apicultores mayas dividieron las colmenas existentes para aumentar el número de las mismas y la producción de miel. "Esa técnica está prácticamente perdida, pero querríamos verla recuperarse, no sólo para asegurar la supervivencia del meliponicultivo como un modo de vida, sino también para garantizar el éxito de su reintroducción en la vida silvestre donde las abejas tienen un rol importante como polinizadoras", explica el investigador David Roubik.

Sin embargo, la apicultura se está convirtiendo rápidamente en un monocultivo global. Las abejas melíferas africanizadas producen más miel, y por lo tanto son una opción económicamente atractiva para los apicultores. En la tradición maya, un sacerdote recolectaba dos veces al año miel de abejas sin aguijón, como parte de una ceremonia religiosa.

La sobreexplotación mata a la colonia. Las abejas nativas simplemente mueren de hambre a medida que la deforestación, la fragmentación forestal y los huracanes reducen la disponibilidad de los recursos florales que necesitan.

Finalmente, la mayoría de los apicultores de Yucatán son ancianos que viven en áreas rurales donde nadie hereda su conocimiento de los secretos del arte del meliponicultivo, específicamente cómo propagar las abejas dividiendo los nidos.


Más artículos
Vuelo serpientes
Genes leche materna
Arroz estrés hídrico
Monos brazo robótico
Diccionario nativos americanos
Auxina
Pájaros visión nocturna
ADN oso cavernícola
Bacterias anticontaminantes electricidad
Genoma drosophila buzzatii
Combustible plantas
Hongos plantas nitrógeno
Células cerebrales in vitro
Comportamiento sexual
Crecimiento arterias células
Sentidos monos
Orígen biodiversidad sudamericana
Cultivo maiz mejillón
Abejas Yucatán
Triángulo Bermudas