Biología

Las patas de los gecónidos tienen la clave para los adhesivos autolimpiables


(NC&T) Conocer a fondo este mecanismo, y reproducirlo por medios artificiales de manera comercialmente viable, podría conducir a la producción de cintas adhesivas que nunca perdiesen su capacidad de pegarse, o de vendajes que se desprendieran sin dejar residuos pegajosos ni producir dolor.

Cómo logran las salamanquesas conservar sus pies limpios mientras caminan valiéndose de sus patas con efecto ventosa, ha sido siempre un misterio hasta ahora. Los gecónidos no asean sus pies, y el adhesivo en los dedos de sus patas es demasiado pegajoso para sacudir la suciedad. Los adhesivos convencionales como la cinta adhesiva se vuelven cada vez más sucios, pero las patas de los gecónidos realmente se limpian con el uso repetido.

Los modelos matemáticos con los que el grupo de investigadores ha estado trabajando sugieren que el efecto autolimpiador de los pelillos microscópicos adherentes de los pies de la salamanquesa y demás gecónidos es el resultado de la geometría y no de la química. Esto quiere decir que podrían fabricarse adhesivos autolimpiadores sintéticos a partir de una amplia variedad de materiales. Las posibilidades para aplicaciones futuras de un adhesivo seco autolimpiante son enormes, desde la nanocirugía hasta la astronáutica. Quizá un robot con patas adherentes autolimpiantes inspiradas en la salamanquesa podría pisar la superficie polvorienta de Marte algún día.

Un equipo interdisciplinario de investigadores, dirigidos por Kellar Autumn, profesor adjunto de biología en el Lewis & Clark College, confirmó tiempo atrás que la asombrosa habilidad trepadora de los gecónidos depende de las llamadas fuerzas de van der Waals, que ejercen un efecto de atracción a escala molecular. Estas fuerzas operan a distancias muy pequeñas y afectan a casi cualquier material. La investigación del grupo de Autumn descartó el modelo propuesto hace una treintena de años, basado en la adhesión química de moléculas de agua. En lugar de eso, el equipo demostró que la aptitud de los gecónidos depende de la geometría -no la química­ para sintetizar lo que se considera la primera microestructura adherente basada en los gecónidos de la que se tiene conocimiento.

Adhesivos autolimpiables
Gecko en un cristal (Foto: Lewis & Clark College)
La longitud de los pelos microscópicos adherentes en la base de los pies de los gecónidos equivale a dos diámetros de un cabello humano, o 100 millonésimas de metro. Cada uno de esos "pelos" termina en su punta con un millar de almohadillas aún más diminutas. Estas puntas, llamadas espátulas, tienen sólo 200.000 millonésimas de metro de ancho (por debajo de la longitud de onda de la luz visible). En 2002, Ronald Fearing, un investigador de la Universidad de California en Berkeley, logró producir dos puntas capilares artificiales. Autumn y sus colegas comprobaron que ambas puntas artificiales se adhirieron como habían pronosticado, abriéndose de este modo un camino para confeccionar las primeras microestructuras adhesivas secas.



Hay un comentario
bellaly sanchez – venezuela
24/03/09 - 15:13
Tema: las patas de los geconidos tienen la clave para los ahdesivos autolimpiables

es excelente que existan portales como este por el que muchas personas se pueden enterar de muchas cosas que se desconocen sigan asi cultivando el saber de la humanidad.

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Experimentos animales
Número genes humanos
Nuevos microbios
Biodiversidad
Adhesivos autolimpiables
Murciélago vampiro
Teoría evolución especies
Fósiles dinosaurios
Hélice
Especies bacterias
Músculos insectos
Picaduras mosquitos
Cáncer mitocondrias
Evolución murciélagos
Reproducción hormigas
Análisis ADN
Plantas carnívoras mecanismo
Suicidio celular
Monos rhesus humanos
Virus obedientes