Astronomía

Formación de estrellas en un puente intergaláctico entre cúmulos de galaxias


(NCYT) El Herschel es una misión de la Agencia Espacial Europea con importantes contribuciones de la NASA.

El filamento es la primera estructura de su clase observada en la fase de formación de un supercúmulo. El puente intergaláctico brillante ofrece a los astrónomos una oportunidad única para explorar cómo evolucionan las galaxias y se combinan para formar supercúmulos.

El filamento intergaláctico, que contiene cientos de galaxias, abarca 8 millones de años-luz, y conecta dos de los tres cúmulos de galaxias que están dando forma a un supercúmulo conocido como RCS2319. Este supercúmulo en proceso de formación y ampliación como tal es un objeto excepcionalmente raro y distante, cuya luz ha tardado más de 7.000 millones de años en llegar hasta nosotros.

Puente intergaláctico
El filamento RCS2319. (Foto: ESA/NASA/JPL-Caltech/CXC/McGill Univ.)
RCS2319 ha sido analizado en un nuevo estudio, dirigido por la astrónoma Tracy Webb y su grupo en la Universidad McGill, en Canadá. Observaciones previas en el espectro de la luz visible y el de los rayos X habían revelado la ubicación de los núcleos del cúmulo y sugerido la presencia de un filamento. Pero no fue hasta que los astrónomos enfocaron al Herschel hacia la región, cuando se evidenció la intensa actividad de formación estelar en el filamento.

El polvo oscurece gran parte de la actividad forjadora de estrellas en el universo temprano, pero telescopios como el Herschel pueden detectar el brillo infrarrojo de este polvo a medida que es calentado por las estrellas nacientes.

La cantidad de luz infrarroja sugiere que las galaxias en el filamento están generando el equivalente a unas mil masas solares (mil veces la masa de nuestro Sol) de nuevas estrellas por año. En cambio, nuestra galaxia la Vía Láctea está produciendo alrededor de una masa solar de nuevas estrellas por año.

En el futuro, las galaxias en el filamento de RCS2319 acabarán migrando hacia el centro del supercúmulo emergente. Según creen los astrónomos, en los próximos siete mil u ocho mil millones de años, RCS2319 se convertirá en uno de los supercúmulos más colosales del universo.





Más artículos
Puente intergaláctico
Planetas devastados
Proceso de formación de los planetas
Asteroide 1999 RQ36
Agujero negro de la Vía Láctea
Planeta gigante
Planetas muy cercanos
Galaxia primitiva
Agujero negro supermasivo
Planeta disuelto por el calor de su estrella
Formación de Venus
Situación de la Voyager 1
Asteroide 2011 AG5
Partículas en torno a agujeros negros
Planetas del tamaño de la Tierra
Cráteres marcianos
Lagos de metano en Titán
Agua en el Polo Sur de la Luna
Galaxia más distante
Corrientes en chorro de Saturno