Astronomía

Descubierta una enana marrón en nuestro vecindario cósmico


(NC&T) Tan sólo otro sistema con enana marrón había sido encontrado más cerca de la Tierra, y la diferencia en su proximidad es muy leve.

La estrella primaria tiene sólo una décima parte de la masa de nuestro Sol. Ésta es la primera vez que se encuentra a una fría enana marrón acompañando a una estrella de tan baja masa. Hasta ahora, no se había encontrado nada orbitando en torno a estrellas de masas menores a la mitad de la del Sol.

La enana marrón está a 4,5 unidades astronómicas (UA) de la estrella (1 UA equivale a la distancia entre la Tierra y el Sol). Es decir, que la enana marrón se halla cuatro veces y media más alejada de su estrella que la Tierra del Sol. Los astrónomos estiman que la enana marrón es entre 9 y 65 veces más masiva que Júpiter.

Las enanas marrones no son ni estrellas ni planetas. Son docenas de veces más masivas que Júpiter, el planeta con mayor masa de nuestro sistema solar, pero son demasiado pequeñas para mantener una fusión de hidrógeno por si mismas como lo hacen las estrellas.

Enanas marrones cercanas
Imagen de la enana marrón -azulada en la imagen- junto a su estrella principal. (Foto: Beth Biller y Laird Close, UA Steward Observatory)
Sólo han sido localizadas unas 30 enanas marrones frías similares, y sólo unas diez giran alrededor de estrellas.

Este objeto (denominado SCR 1845-6357B) es una "enana T", una muy fría enana marrón con temperaturas de alrededor de 750 grados centígrados. Es también el objeto conocido más brillante para su temperatura, debido a su cercanía. Además es un raro ejemplo de una enana marrón que acompaña a su estrella primaria a menos de 10 UA.

El descubrimiento de esta enana marrón sugiere que puede haber más objetos fríos de este tipo en sistemas binarios (en otras palabras, orbitando una estrella) que solitarios (flotando libres), en nuestro vecindario cósmico. Hasta ahora, a menos de 20 años luz del Sol, los astrónomos han encontrado cinco enanas marrones frías en sistemas binarios, y sólo dos solitarias y aisladas.

Las evidencias de que en nuestro vecindario las enanas T integradas en sistemas binarios superan en número a las de su misma clase pero solitarias y aisladas, tiene repercusiones para la teoría que predice que las enanas marrones solitarias se forman con más frecuencia que las binarias.

Los miembros del equipo incluyen a investigadores de la Universidad de Arizona, el Observatorio Europeo del Sur (ESO), el Instituto Max Planck en Heidelberg, Alemania, y el Observatorio Keck en Waimea, Hawai.



Todavía no hay comentarios

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Estrellas hipergigantes
Estación Espacial Internacional
Origen geología cráteres Luna
Búsqueda ondas gravitatorias LIGO
EEI
Estación espacial internacional
Orden allineación Universo
Sistema Plutón
Hielo Europa
Informe ISS
Noticias astronautica
Cúmulo de estrellas supermasivo
Noticias breves de astronautica
Satélites para investigar la atmósfera
Test vida extraterrestre
Noticias ISS
Enanas marrones cercanas
Sistemas planetarios sin estrella
Anillo planetario azul
Noticias estación espacial internacional