Astronomía

Noticias breves de astronautica


(NC&T) *En un paso más hacia su definitiva materialización, la NASA ha contratado a la empresa Lockheed Martin Commercial Launch Services Inc. para el lanzamiento del Mars Science Laboratory, el próximo vehículo móvil que la agencia enviará a la superficie de Marte. La misión despegará a bordo de un potente cohete Atlas-V, desde Cabo Cañaveral, en el otoño de 2009, y supondrá un importante paso adelante respecto a las actuales actividades científicas en suelo marciano. El robot de seis ruedas será mucho mayor y pesado que los actuales Spirit y Opportunity, y será capaz de trabajar un mínimo de 2 años de forma continuada. Su principal objetivo será localizar, si existen, los materiales básicos de la vida. A la NASA le costará casi 195 millones de dólares el lanzamiento de este vehículo. Más información en:

http://marsprogram.jpl.nasa.gov/msl/index.html

*La NASA ha autorizado al Southwest Research Institute a proseguir con la fase de puesta en marcha de la misión Interstellar Boundary Explorer (IBEX), prevista para junio de 2008. Este vehículo tendrá como objetivo estudiar la interacción entre el viento solar y el medio interestelar. A bordo transportará dos cámaras ENA que observarán la citada interacción entre el sistema solar y el material de baja densidad que se halla entre las estrellas. En la práctica, el IBEX nos mostrará la frontera de nuestro sistema planetario, definida como la zona en la que el Sol pierde su influencia para dejar paso al medio interestelar. Esta zona está siendo investigada in-situ por las sondas Voyager-1 y 2, en especial por esta última, que podría estar acercándose a la capa más externa del sistema solar. El IBEX analizará también cómo el viento solar regula la radiación cósmica galáctica procedente del exterior. El SwRI dirige la misión, que tiene como contratistas y colaboradores a la empresa Orbital Science Corporation, el Los Alamos National Laboratory, el Lockheed Martin Advanced Technology Center, el Goddard Space Flight Center, la University of New Hampshire, la University of Bern y el Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory. En estos momentos se están completando los diseños tanto de la nave espacial como de los instrumentos. Más información en:

http://www.ibex.swri.edu/

*La sonda New Horizons, en ruta hacia Plutón, está cruzando ya el cinturón de asteroides situado entre Marte y Júpiter. Según los controladores, la misión se está desarrollando conforme a lo previsto. Continúan las revisiones de los instrumentos de a bordo y las actualizaciones de los programas del ordenador principal. Una o dos veces por mes, sin embargo, el ordenador de guiado se reinicializa, al parecer por algún fallo en el software. Los expertos esperan solucionarlo antes del próximo 1 de octubre. Mientras, los controladores siguen observando la trayectoria de la sonda, para decidir si será necesaria o no una pequeña corrección de trayectoria en otoño, la cual parece improbable ahora mismo. De forma casi accidental, pues no estaba previsto, se ha comprobado que la New Horizons pasará el 13 de junio a sólo 104.000 km de un pequeño asteroide poco conocido llamado 2002 JF56, de entre 3 y 5 km de diámetro. Es tan pequeño que la sonda no podrá resolver nada sobre su superficie, pero los especialistas utilizarán el "sobrevuelo" como práctica para el uso de determinados instrumentos y capacidades de la misión. No se esperan imágenes del asteroide de más de 1 o 2 píxeles de diámetro. El 4 de julio, la nave sobrepasará la distancia de 3 unidades astronómicas respecto al Sol. Más información en:

http://pluto.jhuapl.edu/overview/piPerspectives/piPerspective_current.php

*Pendiente el retorno de la sonda japonesa Hayabusa a la Tierra, los científicos han empezado a analizar los numerosos datos enviados por ésta sobre el asteroide Itokawa. Según los últimos resultados, el cuerpo no sería una gran roca sino sólo un montón de escombros flotantes, probablemente creados por la rotura de un planeta antiguo, cuyos restos se condensaron en cierto modo para la formación de parte de la población asteroidal. Sus contenidos, naturalmente, deberían aportarnos pistas sobre el proceso temprano de la formación planetaria en el Sistema Solar. La Hayabusa orbitó Itokawa durante tres meses. También descendió en dos ocasiones para tratar de capturar muestras de la superficie que deberían ser llevadas a la Tierra en 2010. No hay garantía, sin embargo, de que la cápsula transporte dicho material, debido a varios problemas ocurridos durante las operaciones. Los científicos, al menos, ya han podido trabajar con los datos transmitidos. Así, Itokawa estaría constituido por un amplio abanico de materiales, desde partículas del tamaño de granos de arena a piedras de 50 metros de diámetro. Es importante conocer la composición de los diferentes tipos de asteroide porque si algún día debemos destruir o desviar uno de ellos que amenace a la Tierra, esta información será crucial para tener éxito. Otros resultados son que mientras que unas zonas de la superficie del asteroide Itokawa son suaves como la arena de un desierto, otras son muy rugosas, lo que indica una cierta actividad (el movimiento de material de una posición a otra). En la actualidad, la Hayabusa continúa esperando el momento oportuno para el regreso a la Tierra, aunque la sonda fue gravemente dañada durante la última maniobra de recogida de muestras. Por ahora, se sabe que varios de los motores iónicos que posee están en buenas condiciones (dos son suficientes para el regreso), y se mantienen las comunicaciones de forma periódica. Más información en:

http://www.umich.edu/news/index.html?Releases/2006/Jun06/r060106c

*Nuevos resultados de una reciente visita de la sonda Cassini a la luna Encelado de Saturno, indican que este satélite helado podría haber rodado sobre él, literalmente, en el pasado. Esto explicaría por qué su punto más caliente se halla en el polo sur. De esta región se han visto emerger chorros semejantes a géiseres que sugieren la existencia de una cierta actividad interna. Así, la reorientación de la luna se habría llevado a cabo debido a la elevación del material de baja densidad que surgiría de la superficie. Según los científicos, los cuerpos que giran, como los planetas y los satélites, son estables si tienen más masa cerca del ecuador. Una redistribución de ésta (por su pérdida a través de algún fenómeno) puede causar una inestabilidad con respecto al eje de rotación. De este modo, una reorientación tendería a posicionar el exceso de masa en el ecuador, y las áreas de menor densidad en los polos, que es lo que le ocurrió a Encelado. La zona activa de baja densidad en esta luna provocó que ésta girase hasta 30 grados, reposicionándose en el polo sur. La actividad geológica, el calor interno, procede seguramente de la órbita excéntrica que posee el satélite alrededor de Saturno. Las fuerzas de marea deben actuar sobre él, y la energía mecánica se transforma en energía de calor en su interior. Cuando la Cassini vuelva a sobrevolar Encelado en 2008, los científicos esperan poder recoger más información al respecto. Más información en:

http://saturn.jpl.nasa.gov/news/press-release-details.cfm?newsID=662

*El satélite Compass-2, lanzado el 26 de mayo, podría no poder llevar a cabo su misión debido a problemas en su sistema de estabilización. Las señales procedentes de su transmisor son entrecortadas, lo que indica que podría estar girando sobre sí mismo. El vehículo debía estar estabilizado sobre sus tres ejes. Las consecuencias de esta situación aún están siendo investigadas, pero al parecer provoca un problema en la alimentación eléctrica. Podrían no haberse abierto los paneles solares, o el giro dificultaría su orientación con respecto al Sol. Otra posibilidad sería la no extensión de las antenas de comunicaciones. Los radioaficionados de medio mundo están colaborando en el esclarecimiento de la situación.

*La Agencia Espacial Europea ha dado a conocer más detalles sobre el nuevo satélite tecnológico Proba-2, cuyo lanzamiento está previsto para septiembre de 2007. El objetivo de su misión es ensayar diversas tecnologías aplicables a próximos programas, pero el vehículo transporta varios instrumentos científicos para explotar dichas capacidades. Su antecesor, el Proba-1, voló en octubre de 2001 para ensayar sus habilidades mejoradas de control de orientación, para lo cual transportó un espectrómetro que sigue aún en activo. Para el Proba-2, la ESA ha aceptado diversas tecnologías prometedoras, como un nuevo tipo de batería de ión litio, un sistema avanzado de gestión de datos y energía, paneles estructurales de aluminio y fibra de carbono, nuevos modelos de receptores GPS, seguidores estelares, etc. También transporta un sistema de propulsión por gas xenón, una micro-cámara con óptica panorámica, un magnetómetro muy preciso, y otras tecnologías de próxima aplicación. Para aprovechar su presencia, el Proba-2 llevará cuatro experimentos científicos: dos para realizar observaciones solares, y dos para mediciones del entorno espacial. Se trata del radiómetro LYRA, un telescopio ultravioleta, un medidor de plasma (TPMU) y otro de densidad de electrones (DSLP). Los dos primeros son una colaboración entre Bélgica y Suiza, y los dos últimos de la República Checa. Más información en:

http://www.esa.int/esaCP/SEM2HR9ATME_index_0.html



Todavía no hay comentarios

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Estrellas hipergigantes
Estación Espacial Internacional
Origen geología cráteres Luna
Búsqueda ondas gravitatorias LIGO
EEI
Estación espacial internacional
Orden allineación Universo
Sistema Plutón
Hielo Europa
Informe ISS
Noticias astronautica
Cúmulo de estrellas supermasivo
Noticias breves de astronautica
Satélites para investigar la atmósfera
Test vida extraterrestre
Noticias ISS
Enanas marrones cercanas
Sistemas planetarios sin estrella
Anillo planetario azul
Noticias estación espacial internacional