Astronomía

Informe ISS


La maniobra ha sido necesaria para dejar libre el punto donde se acoplará la nave de la próxima tripulación de larga duración, la Soyuz TMA-8.

Antes de introducirse en su TMA-7, McArthur y Tokarev efectuaron diversas comprobaciones cruciales. En caso de que se hubiera producido algún problema durante el reacoplamiento, habrían tenido que regresar a la Tierra inmediatamente, de modo que tuvieron que configurar la estación orbital para un funcionamiento autónomo indefinido. Para reducir las posibilidades de fallo, los dos astronautas revisaron los diversos sistemas de la Soyuz, incluyendo los pequeños propulsores auxiliares que deberían usarse durante la maniobra.

Durante la semana, McArthur había dedicado algún tiempo a realizar experimentos y a realizar la comprobación anual de los sensores de la "microgravity science glovebox", uno de los aparatos más utilizados para realizar estudios científicos en el módulo Destiny. McArthur inspeccionó sus sistemas y realizó una limpieza de su interior. Tras ésta y otras tareas, el astronauta colaboró con Tokarev, durante el fin de semana, en la reconfiguración del complejo orbital.

Una vez completada ésta, y con el visto bueno de la dirección del programa en la Tierra, los dos compañeros se vistieron con sus trajes espaciales y se introdujeron en su cápsula Soyuz. A las 06:49 UTC del 20 de marzo, exactamente en el momento previsto, el vehículo se separaba lentamente de su puerto de atraque en el módulo Zarya, retrocedía unos 30 metros e iniciaba un desplazamiento lateral calculado. Finalmente, ajustaron su orientación para proceder con la unión con el módulo Zvezda, lo cual consiguieron a las 07:11 UTC, incluso antes de lo programado. El control de tierra felicitó a los astronautas, los primeros que han tenido a su nave unida a los puertos del Zvezda, Zarya y Pirs durante el transcurso de una sola misión.

Estación Espacial Internacional
Pavel V. Vinogradov, a la izquierda, y Jeffrey N. Williams, astronautas de la expedición número 13. (Foto: NASA )
A continuación, los astronautas revisaron la ausencia de fugas en la zona de atraque y regresaron al interior de su hogar espacial, donde volverían a reconfigurar los sistemas de la estación antes de volver a sus tareas cotidianas. La maniobra realizada es un impedimento menos para la llegada de los hombres que les reemplazarán en breve. Pavel Vinogradov y Jeff Williams, los miembros de la expedición número 13, han finalizado su entrenamiento en el centro Gagarin, en la Ciudad de las Estrellas, cerca de Moscú, y acaban de llegar a Baikonur, donde se está preparando su cápsula Soyuz. Les acompaña el brasileño Marcos Pontes, el cual permanecerá en la ISS durante el período de intercambio de tripulaciones. La TMA-8 despegará durante la madrugada del día 30, estando la llegada a la estación prevista para un par de días después.

Cuando la TMA-7, con McArthur y Tokarev, y el propio Pontes, regresen a la Tierra, dejarán la zona libre para la nave de carga Progress que despegará el próximo mes de abril.



Todavía no hay comentarios

Deje un comentario



?
? ?


Más artículos
Estrellas hipergigantes
Estación Espacial Internacional
Origen geología cráteres Luna
Búsqueda ondas gravitatorias LIGO
EEI
Estación espacial internacional
Orden allineación Universo
Sistema Plutón
Hielo Europa
Informe ISS
Noticias astronautica
Cúmulo de estrellas supermasivo
Noticias breves de astronautica
Satélites para investigar la atmósfera
Test vida extraterrestre
Noticias ISS
Enanas marrones cercanas
Sistemas planetarios sin estrella
Anillo planetario azul
Noticias estación espacial internacional