Astronomía

Informe de la Estación Espacial Internacional


La Expedición número 12, además, ha efectuado diversos experimentos y ha empezado a preparar su primer paseo espacial. Por primera vez desde 2003, éste se efectuará con trajes americanos. Ocurrirá el 7 de noviembre, desde el módulo Quest, y está previsto que dure cinco horas y media. Durante este tiempo, instalarán una cámara de video en uno de los extremos del segmento P1, y retirarán una sonda que ha estado midiendo el potencial eléctrico alrededor de la estación desde la parte superior del segmento P6.

El generador de oxígeno Elektron, instalado en el módulo ruso Zvezda, ha vuelto a dar problemas. Detenido desde hace unos días por el agotamiento prematuro de su reserva de agua, ha obligado a represurizar la atmósfera del complejo con oxígeno procedente de los tanques de la nave de carga Progress, unida a la ISS.

Otro problema ha afectado a la propia Progress. Los ingenieros están examinando qué provocó el aborto a los 170 segundos de una maniobra de incremento de altitud que intentaron efectuar sus motores el 18 de octubre. Según la versión de la NASA, el ordenador de a bordo los apagó antes de tiempo, debido a un corte en el flujo de datos entre él y el sistema de propulsión. Los técnicos rusos creen en cambio que los motores desarrollaron una pulsación anómala. Este tipo de maniobras sirve para mantener la altitud del complejo, ya que el rozamiento con las capas superiores de la atmósfera frena su velocidad y lo hace descender unos 100 a 150 metros por día. En este caso, la meta era incrementar en 10 km la altitud de la ISS. La estación puede utilizar para ello sus propios motores, instalados en el módulo Zvezda, o aprovechar la presencia de una nave Progress, lo cual ahorra combustible.

McArthur ha empezado a utilizar un sistema de análisis fisiológico traído a la estación en julio por el transbordador Discovery. Se trata del Pulmonary Function System, un equipo en el que han participado científicos de la NASA y de la ESA, que ha tardado ocho años en estar a punto y que permite analizar los gases exhalados por los astronautas dentro de la estación. Los dos tripulantes han efectuado también la primera de varias sesiones en un experimento que recoge muestras de orina para su análisis en la Tierra, y que incluye asimismo datos de ingestión de líquidos y sólidos durante un período de 24 horas. El experimento estudia la creación de cálculos renales y la forma de reducir su riesgo.

En la Tierra, siguen las negociaciones sobre la composición de la próxima tripulación de larga duración, la número 13. Rusia ha advertido que de no mediar cambios, la cápsula Soyuz TMA-8, cuya partida se espera para marzo de 2006, podría despegar sin ningún estadounidense a bordo. En ausencia de los transbordadores, y habiéndose agotado el cupo de misiones por el que Rusia debía proporcionar transporte a los astronautas de la NASA, la agencia americana debería pagar por este derecho. Por desgracia, una ley del Congreso lo prohíbe. Dicha ley se desarrolló como sanción por las supuestas contribuciones rusas al programa nuclear iraní. Dado que la NASA se vería muy perjudicada por la situación, se está intentando buscar una solución que supondría conceder una excepción a la norma.

Informe Estación Espacial Internacional
El huracán Wilma, visto desde la estación orbital. (Foto: NASA)
En la actualidad, sólo dos hombres tienen confirmado su viaje hacia la ISS en la TMA-8. Se trata del brasileño Marcos Pontes, cuyo contrato comercial ya ha sido firmado entre Rusia y Brasil, y el ruso Pavel Vinogradov. El estadounidense Geoffrey Williams se está entrenando con su compañero Vinogradov, pero no tiene segura su participación en el viaje. Pontes se reunirá con ellos en cuanto supere todos los exámenes médicos. El brasileño ya tiene experiencia pues se preparó durante un tiempo para un vuelo a bordo de un transbordador, cuando su país se había comprometido a contribuir con varios elementos a la estación espacial. Finalmente, buena parte de esta contribución se canceló y su vuelo también. Si Williams no puede viajar, y esto debe determinarse antes del 1 de noviembre, lo sustituirá el ruso Dmitry Kondratyev.

El retorno de los transbordadores es fundamental para resolver éste y futuros conflictos. Además, sin ellos la tripulación de la ISS no puede aumentar hasta los tres astronautas, como era habitual hace muchos meses. Es decir, no va a ocurrir antes de mayo de 2006, cuando el alemán Thomas Reiter, representando a la ESA, se unirá a la expedición número 13 tras su llegada en la lanzadera.

La NASA no es la única en tener problemas con sus vehículos. En Europa, por ejemplo, el vehículo logístico de carga ATV está experimentando diversas dificultades técnicas que retrasarán su debut hasta mayo de 2007, según informa la revista Flight International. El ATV, que debía haber volado por primera vez en 2003, está teniendo complicaciones en diversos apartados, como el software de vuelo, que podría tener que ser reescrito, el sistema de apertura de los paneles solares y los motores de control de orientación.


Más artículos
Supernova N 63A
Informe ISS/STS-114
Breves astronáutica
Evolución polvo estelar
Estrella Fomalhaut
Informe ISS/STS-114
Breves Astronáutica
Oxígeno vida extraterrestre
Décimo planeta
Reparación Discovery
Noticias carrera espacial
Edad Vía láctea
Evolución Marte
Detector de seres vivos
Estrellas de neutrones
Telescopio submilimétrico
Extinción supernova
Estrella neutrones
Informe Estación Espacial Internacional
Noticias espacio