Astronomía

Informe ISS/STS-114


(NC&T) Sergei Krikalev y John Phillips entraron en la cápsula Soyuz para realizar una maniobra que estaba prevista para dentro de varias semanas, después de la visita del Discovery. Con anterioridad, y ante la posibilidad de que un fallo impidiera un nuevo acoplamiento con el complejo, los astronautas cargaron la cosmonave con resultados científicos y dejaron a la estación en piloto automático.

La maniobra era en cierta manera rutinaria (era la sexta vez que se efectuaba). En este caso, se realizaba para dejar libre el módulo Pirs, que los astronautas usarán para un próximo paseo espacial. En realidad, se pueden hacer salidas con la Soyuz unida al Pirs, pero los rusos prefieren evitarlo. Si no pudiese represurizarse el módulo, sería más difícil para un tercer tripulante entrar en la cápsula en caso de emergencia. Aunque ahora mismo no existe un tercer tripulante (éste, el europeo Reiter, llegará más tarde de lo previsto) era conveniente efectuar la maniobra ahora y no más adelante.

La operación fue relativamente corta. El 19 de julio, a las 10:38 UTC, la Soyuz se separaba de su puerto de atraque, alejándose hasta unos 27 metros de distancia. Después, se desplazó lateralmente otros 15 metros hasta situarse frente al puerto de acoplamiento inferior del módulo Zarya. A las 11:08 UTC, la nave volvía a estar unida a la estación. A las 12:20 UTC, los dos tripulantes entraban en ella y empezaban a reconfigurar sus sistemas.

Mientras, en la Tierra, centenares de técnicos e ingenieros se esforzaban por descubrir las razones del fallo intermitente de uno de los sensores del combustible que obligaron a suspender el primer intento de lanzamiento del transbordador Discovery. Pasaban los días y no se conseguía aislar la causa exacta de su comportamiento. La agencia, pendiente de los resultados de la investigación, señaló el 26 de julio como la fecha más temprana para llevar a cabo otro intento.

Informe ISS/STS-114
Tres de los tripulantes del Discovery. (Foto: NASA)
Los análisis buscaron interferencias electromagnéticas que pudiesen afectar a los circuitos electrónicos del sensor. Para ello intercambiaron dichos circuitos con los de otra unidad, y tomaron medidas para que dichas interferencias no ocurrieran.

Con estas actividades en marcha, la tripulación del Discovery regresaba el 22 de julio al centro espacial Kennedy, y la NASA indicaba que la cuenta atrás se reanudaría el sábado 23, 70 horas antes del lanzamiento.

El domingo 24 de julio, la dirección de la misión se reunió para discutir la situación. Durante la cuenta atrás, se controlará el estado del sensor. Si el problema vuelve a aparecer, se parará la cuenta y se reexaminará el asunto. Pero si todo va bien, el Discovery partirá a las 14:39 UTC del 26 de julio.


Más artículos
Supernova N 63A
Informe ISS/STS-114
Breves astronáutica
Evolución polvo estelar
Estrella Fomalhaut
Informe ISS/STS-114
Breves Astronáutica
Oxígeno vida extraterrestre
Décimo planeta
Reparación Discovery
Noticias carrera espacial
Edad Vía láctea
Evolución Marte
Detector de seres vivos
Estrellas de neutrones
Telescopio submilimétrico
Extinción supernova
Estrella neutrones
Informe Estación Espacial Internacional
Noticias espacio