Astronomía

Inspeccionado remanente de supernova


(NC&T) Visible desde el hemisferio sur, la GNM es una galaxia irregular ubicada a 160.000 años luz de nuestra galaxia, la Vía Láctea. La GNM proporciona ejemplos excelentes de formación activa de estrellas, así como de remanentes de supernovas, muchas de las cuales se han estudiado con el Telescopio Espacial Hubble.

Numerosas estrellas en la vecindad inmediata de N 63A son sumamente masivas. Se estima que la "estrella madre", o progenitora, de la supernova que produjo el remanente que es visto aquí, era aproximadamente 50 veces más masiva que nuestro propio Sol. Tal estrella masiva tiene fuertes vientos estelares que pueden barrer lejos el gas alrededor de ella y formar una burbuja hinchada. La supernova que formó a N63A debió explotar dentro de la cavidad central de tal burbuja, que a su vez estaba inmersa en una porción heterogénea del medio interestelar de la GNM.

Imágenes en el infrarrojo y en rayos X, así como radioemisiones, procedentes de este remanente de supernova, muestran la burbuja mucho más expandida, abarcando por completo la emisión óptica captada por el Hubble. Extrañas mininubes que eran demasiado densas para que el viento estelar las dispersase lejos, están ahora inmersas en el interior de la burbuja. La supernova generó una onda de choque que continúa moviéndose rápidamente por el interior de baja densidad de la burbuja, e incide sobre estas nubecillas, reduciéndolas ferozmente a jirones.

Supernova N 63A
Los restos de la supernova N63A. (Foto: NASA, ESA, HEIC, and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA))
Se ha pensado durante mucho tiempo que los remanentes de supernovas inician episodios de formación de estrellas cuando su onda de choque en expansión encuentra gas cercano. Como han ilustrado las imágenes del Hubble, N 63A todavía es joven y sus crueles ondas de choque destruyen el gas del entorno de la nube, en lugar de obligarlo a colapsar para formar estrellas. Datos obtenidos en varias longitudes de onda por otros instrumentos detectores revelan estrellas en formación a 10-15 años luz de N 63A. En un pocos millones de años, el material eyectado de la supernova de N 63A podría alcanzar esta zona de formación de estrellas y ser incorporado allí para la formación de planetas alrededor de estrellas de tipo solar, de forma muy parecida a lo que ocurrió en la historia temprana de nuestro sistema planetario.


Más artículos
Supernova N 63A
Informe ISS/STS-114
Breves astronáutica
Evolución polvo estelar
Estrella Fomalhaut
Informe ISS/STS-114
Breves Astronáutica
Oxígeno vida extraterrestre
Décimo planeta
Reparación Discovery
Noticias carrera espacial
Edad Vía láctea
Evolución Marte
Detector de seres vivos
Estrellas de neutrones
Telescopio submilimétrico
Extinción supernova
Estrella neutrones
Informe Estación Espacial Internacional
Noticias espacio