Arqueología

Ataques a los braquiópodos del Paleozóico

(NC&T) Desde hace 550 millones de años hasta hace 250 millones, los braquiópodos, también conocidos como "conchas-lámpara", eran abundantes en los océanos de la Tierra. Hoy, estas criaturas provistas de concha que superficialmente parecen almejas, se encuentran raramente, perdurando sobre todo en hábitats ocultos y en ciertas regiones subpolares de los océanos. Pero el registro fósil, generalmente dotado de braquiópodos de formas diversas, ofrece un testimonio impresionante de la gloria pasada de estos animales.

Un estudio realizado por Michal Kowalewski y Alan Hoffmeister del Departamento de Geociencias del Tecnológico de Virginia, Tomasz Baumiller del Museo de Paleontología de la Universidad de Michigan, y Richard Bambach, profesor emérito de paleontología del Tecnológico (ahora en el Museo Botánico de la Universidad de Harvard), indica que los ataques sobre los braquiópodos del Paleozoico, tal y como quedaron registrados por agujeros redondos perforados en las conchas de la presa por algunos atacantes desconocidos, eran raros pero bien extendidos geográficamente, y estaban presentes de manera constante en toda la Era Paleozoica.

Los investigadores han constatado que la frecuencia de víctimas perforadas subió ligeramente entre las etapas media y final del Paleozoico. Pese a ello, estos ataques del Paleozoico tardío eran todavía menos frecuentes que los sufridos por los braquiópodos modernos, cuyas conchas agujereadas son dragadas desde los lechos oceánicos actuales.

Braquiópodos Paleozóico
Fósil de un braquiópodo perforado por un depredador. (Foto: Finnegan Marsh)
Estos incrementos sutiles de agujeros taladrados en los braquiópodos sugieren que los depredadores se han vuelto cada vez más abundantes y activos a lo largo de la historia de la vida. Esto es consistente con estudios previos de otros organismos fósiles que sugieren que los ecosistemas marinos sufrieron una escalada de competición entre especies y han devenido un teatro de supervivencia cada vez más hostil.

Los braquiópodos eran comunes hasta la extinción en masa a finales del Paleozoico, que, según se cree, aniquiló hasta el 95 por ciento de toda la vida marina. El rico registro fósil de braquiópodos del Paleozoico brindó a los investigadores conchas antiguas que conservan rastros de predación, en particular, perforaciones hechas por depredadores y parásitos, ofreciendo a los especialistas un registro cuantificable de interacciones ecológicas entre braquiópodos víctimas y sus agresores. Aunque muchos investigadores anteriores estudiaron braquiópodos perforados en numerosos sitios, y ha habido también estudios extensos sobre los moluscos en el registro fósil más reciente, éste es el primer estudio global exhaustivo de la predación de los braquiópodos a lo largo de toda la Era Paleozoica.


Más artículos sobre...
Tintes textiles
Comercio extinción neardental
Recreación tecnologías construcción
Rebaños antropología
Fósiles anfibios gigantes
Fémur neardentales
Huesos fósiles dinosaurios
Reina Saba
Estegosaurio
Fosiles antiguos Europa
Calvicie hereditaria
Población América precomolombina
Extinción especies cambio climático
Descubrimientos arqueometalúrgicos astrolabios
Braquiópodos Paleozóico
Teorías orígen dinosaurios
Extinción masiva
Dinosaurios depredadores
Folklore y terremotos
Mapas Egipto