Arqueología

Hueso fósil de dinosaurio conduce a determinar género y edad


(NC&T) Los científicos, de la Universidad del Estado de Carolina del Norte, descubrieron un tejido óseo inusual revistiendo la cavidad hueca del hueso roto de la pata del Tyrannosaurus Rex (T. rex).

La Dra. Mary Schweitzer, profesora auxiliar de paleontología en la citada universidad, y que también ocupa un cargo en el Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte, y su ayudante técnica, Jennifer Wittmeyer, junto a colegas de dicha universidad, afirman que la presencia de este tejido particular proporciona evidencias sobre el género del dinosaurio y una conexión entre los extinguidos gigantes y las aves actuales, específicamente avestruces y emús.

Schweitzer cree que el raro tejido dentro del hueso de T. rex es realmente hueso medular: una capa delgada de hueso muy vascularizado que se encuentra actualmente sólo en pájaros hembras durante la ovulación. Este tejido óseo reproductivo relacionado con el estrógeno se encuentra dentro de los huesos huecos de las patas de las aves, y persiste hasta que se pone el último huevo, momento en el que es completamente reabsorbido en el cuerpo del ave. Su formación es activada por un incremento de los niveles de estrógeno, y el tejido temporal proporciona el calcio necesario para formar cáscara de huevo. El hueso medular se encuentra actualmente sólo en aves hembras. Ninguna otra especie ponedora incluyendo el cocodrilo, el otro pariente vivo de los dinosaurios, produce este tejido de manera natural.

Huesos fósiles dinosaurios
Muestras de hueso medular de T. rex, emú y avestruz. (Foto: North Carolina State University)
Dado que los tejidos del dinosaurio no presentaban, como era de esperar, el mismo aspecto que el mostrado en fotos publicadas de hueso medular de aves actuales como el pollo y la codorniz, el equipo de Schweitzer tuvo que comparar el tejido del fémur del T. rex con el tomado de los huesos de las patas de ratites (aves no voladoras) más primitivas, tales como avestruces y emús. Estas aves comparten más rasgos con los dinosaurios que los demás pájaros actuales. Seleccionaron un avestruz y un emú en fases diferentes de su ciclo de puesta, cuando el hueso medular está presente.

Schweitzer observó los tejidos tanto al microscopio óptico como al electrónico, y encontró que los tejidos del dinosaurio eran casi idénticos a los de los pájaros modernos en cuanto a forma, localización y distribución. La desmineralización de las muestras (la eliminación química de los minerales de un hueso para obtener un material orgánico con el que sea mucho más fácil trabajar en un laboratorio) reveló que el hueso medular del avestruz y del emú era casi idéntico en la estructura, la orientación e incluso el color, al observado en el T. rex.

Ya que sólo las hembras producen hueso medular, su presencia en el fémur del T. rex indica que este fósil fue una hembra, y que probablemente murió hacia el final de su ciclo de puesta. Desde una perspectiva biológica, este tejido es otro nexo entre los dinosaurios y los pájaros actuales.


Más artículos sobre...
Tintes textiles
Comercio extinción neardental
Recreación tecnologías construcción
Rebaños antropología
Fósiles anfibios gigantes
Fémur neardentales
Huesos fósiles dinosaurios
Reina Saba
Estegosaurio
Fosiles antiguos Europa
Calvicie hereditaria
Población América precomolombina
Extinción especies cambio climático
Descubrimientos arqueometalúrgicos astrolabios
Braquiópodos Paleozóico
Teorías orígen dinosaurios
Extinción masiva
Dinosaurios depredadores
Folklore y terremotos
Mapas Egipto