Antropología

Un modelo informático para predecir el comportamiento de las muchedumbres


(NC&T) No resulta práctico establecer experimentos en vivo con centenares o millares de personas abarrotando áreas urbanas, para reproducir el comportamiento de la multitud durante disturbios, para los propósitos de la experimentación académica, ni cabe esperar lograr reproducir el comportamiento de las masas histéricas ante una situación de peligro mortal, de una manera prefabricada. No es posible efectuar con perfecto realismo el simulacro de una evacuación, porque la gente no va a estar debidamente aterrorizada, como tampoco es posible derribar grandes secciones de la ciudad para ver cómo afecta eso al flujo peatonal.

Para suplir todos esos experimentos irrealizables, Paul Torrens (profesor en la Escuela de Ciencias Geográficas de la Universidad Estatal de Arizona) está desarrollando un modelo informático de gran realismo que se pueda utilizar para ayudar a los planificadores del desarrollo urbano de las ciudades, a los arquitectos que diseñan centros comerciales, a los funcionarios de seguridad pública y sanidad y a los investigadores a explorar la dinámica del comportamiento individual de peatones y el de la muchedumbre en entornos urbanos densamente poblados.

Los métodos actuales para medir esas clases de comportamiento, que usan análisis estadísticos o modelos sólo basados en la física, no han demostrado la veracidad que este nuevo modelo podría potencialmente tener.

El nuevo enfoque del modelo incorporará el comportamiento individual y características independientes (edad, sexo, corpulencia, salud y expresión corporal), mientras que también considera los parámetros propios de la conducta colectiva tales como el grado de pánico, así como características del entorno tales como el nivel de seguridad. Las simulaciones modelarán movimientos y emociones.

Predecir comportamiento muchedumbres
Paul Torrens. (Foto: ASU)
El modelo servirá como un escenario experimental, aunque realista, para explorar cuestiones del tipo de "¿qué pasaría si...?" y otras posibles situaciones imprevistas, de importancia para las ciudades y sus habitantes.

Por ejemplo, el proyecto desarrollará simulaciones para explorar maneras viables de hacer ajustes en la organización urbana que contribuyan a la sostenibilidad, tales como estrategias para promover el desplazamiento a pie como alternativa a conducir vehículos privados, o también para encontrar modos de compaginar mejor el flujo peatonal con un desarrollo urbano casi siempre orientado a satisfacer las necesidades del tráfico rodado.

Otro conjunto de escenarios explorará cuestiones de salud, entre ellas las de propagación epidémica, explorando situaciones tales como: ¿De qué modo podría un patógeno ser transmitido a través de peatones móviles en un corto plazo de tiempo?

En el área de la seguridad pública, el modelo se puede usar para examinar cómo las interacciones peatonales con los coches pueden ser reducidas al mínimo reduciendo así el riesgo de atropellos u otros accidentes; cuáles son los primeros síntomas de comportamiento antisocial en grandes muchedumbres y cómo pueden ser neutralizadas las influencias polarizantes; y qué estrategias podrían usarse para obligar a una muchedumbre antisocial a contenerse sin el uso de la fuerza.
Pastores del Pirineo

Más artículos
Dieta de nuestros ancestros
Estudio conciencia ecológica
Gestos de simios
Predecir comportamiento muchedumbres
Población urbana y rural
Cultura Nazca
Tradiciones de chimpancés
Moda y el arte
Huellas dactilares hábitos
Cacahuete, algodón y calabaza
Etruscos inmigrantes de anatolia
Ciencia y religión
Bipedación humana
Centros comerciales y reeestructuración urbana
Los monos aprender humanos
Diferencias neandertales-humanos
Identidad, montaña y desarrollo
Antecedentes de la ganadería en Europa
Las habilidades sociales humanas
Paternidad masculina edad avanzada