ICARUS, un nombre mitológico para un proyecto revolucionario

El ICCRAM de la Universidad de Burgos coordinará un proyecto europeo que revolucionará la tecnología de aleaciones exóticas para el uso aeroespacial

UBU/DICYT El Programa más exigente de investigación europea, Horizonte 2020, ha vuelto a aprobar un proyecto de investigación de vanguardia coordinado por el Centro Internacional de Investigación sobre Materias Primas Críticas y Tecnologías Industriales Avanzadas ICCRAM – Universidad de Burgos, dentro de una de sus líneas más competitivas: H2020 – FET OPEN “Novel Ideas for Radically New Technologies – Research Projects”.

El proyecto ICARUS, “Innovative Coarsening-resistant Alloys with enhanced Radiation tolerance and Ultra-fine-grained Structure for aerospace application” (“Nuevas aleaciones innovadoras para aplicaciones aeroespaciales con una elevada tolerancia a la radiación y una estructura de grano ultra fina”) es una idea concebida por el Dr. Santiago Cuesta, director del ICCRAM, fruto de la evolución de las líneas de investigación implantadas a su llegada a la UBU en 2011 como Investigador Ramón y Cajal, y que recibirá una financiación de 2.698.062,50 € de los cuales 454.750,00 € serán gestionados por el ICCRAM.

Proyecto Icarus

La iniciativa H2020 FET-Open 2014-2015-RIA, para su convocatoria de Septiembre 2015, ha tenido su record de participación con 800 propuestas presentadas, de las que solo 11 han sido seleccionadas para ser financiados por la unión Europea, siendo el proyecto ICARUS uno de ellas alcanzando la máxima puntuación (5/5).

Se trata de una convocatoria de gran exigencia con una tasa de éxito de 1,4% cuyo objetivo fundamental es el apoyo a la Investigación conjunta de la Ciencia y Tecnología para el desarrollo de nuevas posibilidades tecnológicas de futuro.

El proyecto dará comienzo oficialmente el día 1 de Septiembre de 2016, y la reunión de lanzamiento será en Burgos los próximos 8 y 9 de Septiembre. Tiene una duración de 3 años y para su correcto desarrollo y ejecución el consorcio consta con 11 socios de 7 países de la Unión Europea. El consorcio ICARUS aglutina cinco Centros de Investigación (ICCRAM-España, ENEA-Italia, Universidad de Patras-Grecia, Universidad de Miskolc-Hungría y CSGI-Italia), cuatro empresas líderes en producción de materiales e ingeniería para aplicaciones aeroespaciales (ADVAMAT-Republica Checa, ADMATIS-Hungría, ACC-Austria y MBN-Italia) y dos Pymes especializadas en Transferencia del Conocimiento (BRIMATECH-Austria y EASN-Bélgica) y, que colaborarán para la consecución de los objetivos marcados. Este proyecto permitirá una colaboración multidisciplinar de alto nivel entre los más relevantes expertos europeos en el campo de la física, la química y la ciencia de materiales

La Universidad de Burgos, en la figura del Dr. Santiago Cuesta, director del ICCRAM, es responsable de la parte científica y administrativa del proyecto, coordinando a nivel Europeo las acciones de todo el consorcio. A nivel científico, las tareas que se desarrollarán en Burgos están relacionadas con el desarrollo teórico computacional, el diseño a nivel estructural y atómico de materiales y la seguridad de los nuevos materiales desarrollados y su eco-compatibilidad.

ICARUS tiene como objetivo conseguir una estabilidad termodinámica de aleaciones nanocristalinas incorporando materiales (átomos) a la carta, para lograr crear un material con propiedades especiales y específicas. En concreto, se centra en la investigación de nuevos materiales para su uso en condiciones extremas de temperatura, de radiación, etc entre otros, siempre a través de la Nanotecnología y por medio de una nueva metodología termodinámica capaz de identificar elementos que permitan un estado nanocristalino que, con un mínimo de la energía libre de Gibbs, cree una nanoestructura razonablemente estable frente al endurecimiento de la materia.

Podríamos de manera sencilla definir la tecnología que subyace a ICARUS como la posibilidad de encontrar y establecer las ecuaciones matemáticas que gobiernan un nuevo mecano de átomos, que nos van a permitir jugar con las aleaciones de materiales y con su estructura de grano hasta un nivel nunca visto, ofreciendo a la sociedad la posibilidad de nuevos diseños de materiales para aplicaciones múltiples.

Técnicamente, ICARUS cambiará el paradigma existente en el desarrollo del marco conceptual necesario para un diseño termodinámicamente estable de multicomponentes nanocristalinos y aleaciones metálicas de alta resistencia, permitirá la validación de herramientas computacionales para el descubrimiento de nuevos materiales a la carta, avanzará substancialmente en la manera de crear nuevos materiales partiendo desde el átomo y demostrará todos los avances anteriormente mencionados, en dos pruebas de concepto. Por otro lado, ICARUS ofrecerá una respuesta a los retos existentes frente a las altas temperaturas en su aplicación en Aeronáutica como la amplia mejora en materiales para motores y materiales ligeros de alta resistencia para programas de vuelo supersónico.

ICARUS es peculiar por su multidisciplinaridad así como por su alto potencial de ser transferido a otras áreas, ya que la metodología y la idea, puede ser usada para otros campos en los que nuevas aleaciones con propiedades a la carta sean necesarias. Hablamos por ejemplo de aleaciones biocompatibles, o aleaciones para turbinas tanto en la producción de energía, o de impulsión.

El proyecto ha despertado el interés diferentes agentes y organismos de investigación en los Estados Unidos (como por ejemplo el prestigioso MIT), y especialmente el de la Agencia Espacial Europea, que apoyo el proyecto desde el principio y que lo seguirá de cerca.


Fuente: DICYT
Website: dicyt.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *